¿Conoces FIMO Kids de Staedtler?

1.12.14 / 5 comentarios

Cuando hace unas semanas se pusieron en contacto conmigo para invitarme a la presentación en Madrid de la pasta de modelar FIMO Kids de Staedtler dude si ir o no ya que está recomendada para niños de entre 5 y 10 años y Miss L acaba de cumplir 17 meses.

Reconozco que me moría de ganas por asistir al taller desde que conocí el producto a través de los reviews de algunas compañeras blogueras del evento que se celebró en Barcelona. No penséis que es por "culoveísmo", simplemente tenía ganas de probar el producto en persona y poder compararlo con la pasta FIMO tradicional que he usado durante muchos años y, ya de paso, aprender algún tip para sacarle más partido.

La primera impresión es que FIMO Kids es mucho más suave y manejable que FIMO Classic, FIMO Soft  y FIMO Effects que son las que yo había probado. Sin embargo, si se amasa mucho tiempo el propio calor de la mano la vuelve demasiado blanda para mi gusto, algo que no ocurre con los FIMO de adultos.  Los paquetes son más fáciles de abrir y pueden cerrarse de nuevo con facilidad, además, no huelen a nada. 

FIMO Kids tiene menos colores que las otras gamas de FIMO, pero no resulta un problema porque pueden mezclarse sin dificultad. Como siempre, pueden comprarse las pastillas por separado o en kits. Los kits de FIMO Kids contienen cuatro pastillas de diferentes colores, un folleto de instrucciones con imágenes muy fácil de seguir por los niños y una herramienta especialmente diseñada para los pequeños para facilitarles el corte y el tallado. Varía en función de la tienda, pero su precio ronda los 12€.

Los kits de FIMO Kids se encuentran divididos en distintos niveles de dificultad (fácil, medio y difícil) y en diez temáticas diferentes: animales de granja, ponis, princesas, hadas, mariposas, dinosaurios, caballeros, espacio, mascotas y robots.

Trabajar con FIMO es muy sencillo, es como usar plastilina. Cortamos la cantidad indicada, amasamos un poco y vamos dando forma hasta que conseguimos la figura que buscamos. Me encantó ver a los peques tan concentrados creando sus figuritas, hasta Miss L quiso hacer sus pinitos con la pasta de modelar. ¡La pobre lo pasó fatal cuando se llevaron nuestro conejito al horno! y no hubo manera de separarla de él ni un segundo.


La pasta no se seca mientras se está trabajando (incluso se puede conservar por un tiempo después de abrir el paquete si se cierra bien con papel film). Para que endurezca y conserve la forma hay que hornearla media hora a 110ºC durante media hora. En su día hice pruebas con el microondas y alguna figura salió bien, pero el 99% acabaron destrozadas, así que, si no quieres llevarte sorpresas, ¡mejor utiliza el horno!

Personalmente me encaja trabajar con pasta FIMO. Quizás resulte un poco rollo tener que encender el horno, pero asegura tardes de relax para todos los gustos porque puedes hacer desde bisutería, hasta muñecas de porcelana fría, pasando por marcos de fotos personalizados o ceniceros. El único problema era que pudiera resultar tóxica si los niños se la tragaban, pero con FIMO Kids se han acabado mis preocupaciones. Miss L aún es pequeña, pero guardo la idea para las tardes lluviosas de dentro de unos años ;)

Aprovecho para dar las gracias por la estupenda tarde a los representantes de Staedtler, al Corte Inglés de Castellana, lugar dónde se celebró el evento, y a María José Cayuela de Blogmodabebé que ejerció de maestra de ceremonias. Lo pasamos en grande y los peques salieron encantados con unos kits para practicar en casa y una medalla por sus fabulosas obras de arte. ¿Qué más se puede pedir?

También te puede interesar

5 comentarios

  1. Qué interesante que hayas puesto la foto del horno! En el taller de Barcelona estaba detrás del photocall y no llegué a verlo, me quedé con la intriga jaja!

    El Fimo Kids sí que se ablanda mucho con el calor de la mano, pero realmente no hace falta amasarlo tanto porque ya se deja trabajar bien sin necesidad de sobarlo demasiado. A nosotras nos están viniendo muy bien los sets de Fimo estos días que hace tanto frío por aquí y no se puede salir de casa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy! pues a nosotras nos había venido bien porque Miss L me tuvo mirando al horno la media hora que el conejito estuvo dentro!! jejeje
      No me gustó que se ablandase tanto porque, aunque tienes razón en que no hace falta amasarlo tanto, está pensado para niños y para muchos de ellos la gracia está justo en amasar. Sin contar con que son hornitos y suelen tener las manos calentitas. Allí había unos cuantos que tuvieron ese problema, pero nos dijeron que 5 minutos en la nevera si hace mucho calor y listo ;) (pero para guardarlo si no se va a usar siempre en lugar fresco y seco, como un cajón)
      No me extraña que no podáis salir!! con las temperaturas que tenéis por ahí!! un besote

      Eliminar
  2. Gracias Marta por las menciones y por tu fantástico post, yo también como Marta de Mamá en Bulgaria estoy aprovechando un montón los días de lluvia para abrir los packs de FIMO y pasar un rato entretenido con los peques ;-) Nos vemos pronto. Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué ilusión verte por aquí! :D Muchas veces! Gracias a ti por invitarnos, lo pasamos genial :) Un besote

      Eliminar
  3. Las mujeres embarazadas puede manipular el Fimo?

    ResponderEliminar