Gastroenteritis y bebidas isotónicas ¿por qué no?

3.11.14 / 6 comentarios

Este fin de semana hemos pasado un Halloween "de muerte" rodeados de vómitos y sudores fríos y, es que, la peque cayó con gastroenteritis aguda y poco a poco hemos ido cayendo los demás. La que peor me puse fui yo, pero tuve "la suerte" de ser la que mejoró más rápido así que pude hacer de enfermera para todos.

En principio, la gastroenteritis suele estar causada por un virus y remite sola en dos o tres días, aunque también puede ser bacteriana. En ambos casos, lo primordial es mantenerse hidratado. Esto, que puede resultar banal, se vuelve muy complicado cuando todo lo que bebes sale igual que entra y, además, eres una madre lactante de una peque que también tiene gastroenteritis y solo tolera la leche materna.


gastroenteritis-niños-aquarius

En el día a día el cuerpo elimina agua poco a poco a través de la orina, la respiración o el sudor. Cuándo una persona presenta vómitos pierde gran parte de lo que se ingiere, pero cuando tiene diarrea la pérdida puede ser mayor que los líquidos que haya podido ingerir.

Además de agua lo que perdemos son sales, que por otro lado son necesarias para que el cuerpo sea capaz de retener ese agua -por eso cuanto tenemos diarrea y bebemos agua, manzanilla o cualquier líquido sin sales, sale igual que entra-. Antiguamente se recurría a la limonada alcalina y hoy en día el boca a boca -y algunos médicos- recomiendan bebidas isotónicas para deportistas, en concreto una de una conocida marca.


Pero, ¿por qué no deben tomarse estas bebidas?

La limonada alcalina (1 litros de agua, el zumo de medio limón, una pizca de bicarbonato, otra de sal y otra de azúcar) no utiliza medidas exactas por lo que la concentración varía y además no es equilibrada. Las bebidas isotónicas, por su parte, están pensadas para deportistas y estos pierden las sales principalmente por el sudor.

Por el sudor se pierde principalmente sodio, mientras que con la diarrea se pierde mucho más potasio. En una deshidratación leve en realidad podría rehidratarse con cualquier cosa, pero en una más grave la cosa se complica y con las bebidas isotónicas u otros refrescos estaríamos ingiriendo mucho más sodio del que nuestro cuerpo necesita, pero estaríamos faltos de potasio y esa combinación en algunos tipos de deshidratación podría ser perjudicial.

Por tanto, si los vómitos y/o diarrea son escasos es posible que se tolere bien el agua y se pueda comer con normalidad, pero si empiezan a ser frecuentes lo mejor es un suero de rehidratación oral de venta en farmacias y, a poder ser que cumpla las recomendaciones de la OMS y si son para nuestros hijos las de la ESPGHAN (Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutición Pediátricas). Existen muchos tipos, en sobres para diluir, en gelatinas, tetra-bricks ya preparado y hasta el helado flash!. A mi me saben a rayos, pero reconozco que las farmacéuticas lo intentan porque se pueden encontrar en sabor cola, naranja, fresa, yogurt y hasta leche para los bebés lactantes.

La recomendación que nos dio el médico de urgencias es que empezamos tomando pequeños sorbos (5-10ml cada 5 o 10 minutos en caso de los peques) e ir aumentando la cantidad según vayamos tolerándolo. Si vomitamos descansamos una media hora antes de empezar de nuevo y si tenemos diarrea "barra libre".

En cuanto a la comida se puede empezar poco a poco en cuanto notemos que el estómago lo tolera y no es necesario hacer grandes variaciones respecto a la dieta habitual. Ya no recomiendan dieta blanda o astringente, pero si evitar fritos y alimentos con alto contenido en grasas o azúcares. Los lactantes pueden seguir tomando pecho durante todo el proceso -de hecho es raro que quieran tomar otra cosa- que es lo que mejor tolerarán y más les va a ayudar y los peques que tomen leche de fórmula también pueden seguir con sus biberones (no hace falta diluirlos como se decía hace unos años).

Si se alarga más de una semana o aparecen rastros de sangre o pus en heces habrá que ir de nuevo al médico para que hagan un cultivo. 

También te puede interesar

6 comentarios

  1. espero que ya estéis todos mejor, Cachorro de momento no ha cogido ni un catarro en un año, tocaremos madera. Las gastroenteritis son horribles para nosotros, para ellos tiene que ser una paliza tremenda... un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad es que aún con vómitos y diarrea tenía una marcha la tía.. La que no podía con su alma era yo... Pero ya estamos mejor. Gracias!! Un besote

      Eliminar
  2. Muchas gracias por tus consejos, en casa hace un par de semanas que la pasó mi peque, así que para la próxima ya estoy más informada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada mujer, pero esperemos que no haya "próxima", o al menos que pase muuuuuucho tiempo hasta que tengas que aplicar los consejos ;)
      un saludo

      Eliminar
  3. Aquí en el médico a los adultos ante uno de estos episodios es que parece que directamente te mandan al supermercado a por la bebida isotónica y andando. Una gastroenteritis ha sido la primera enfermedad de mi bichilla, y como dices, hemos tenido que comprar unos sueros en la farmacia (a 3 euros cada tetra brick de 200 ml.) que al principio le hacían gracia pero que después hemos tenido que ir disimulando mezclándolo con agua porque era muy dulce y no los quería.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros compramos los sobres para diluir y no se lo que costaron porque no fui yo a la farmacia, pero Miss L se negó a bebérselos. Menos mal que aún toma pecho!!
      un besote

      Eliminar