Recuerdos de verano '14

5.9.14 / 4 comentarios

Hoy pensaba hablarte del retorno de la menstruación tras el parto, pero ayer vi en el blog de La madre novata un post con sus cinco momentos para recordar del verano de 2014 y he decidido unirme a la iniciativa. Me va a costar mucho quedarme únicamente con cinco momentos para el recuerdo, pero allá van.

recuerdos-verano-2014

El modo koala
El modo koala quedó inaugurado oficialmente en la playa y nos ha dejado muchos momentos para recordar. Han sido los primeros abrazos de forma consciente que me ha dado la peque. Me ha encantado sentir cómo se ponía en pie con un gran esfuerzo, se agarraba a mi cuello y apoyaba su cabecita en mi hombro.


Arena y mar
La unión lactancia materna y playa da mucho juego. 

Además de los miles de castillos que yo construía y una manita destruía a la velocidad del rayo, un momento en la arena en el que pensé "tierra trágame", pero que ha sido uno de los más divertidos del verano fue cuando una Miss L hambrienta, viendo que servidora estaba medio croqueta y no se enteraba, empezo a chillar a grito pelado "TETITAAAAAAA" señalando con dedo acusador a una muchacha en top-less.

Pero los mejores momentos, sin duda, los más dulces, transcurrieron en el agua. El primer baño juntas en el mar o cuando en la orilla cansada de chapotear me abrazaba y se enganchaba a mi pecho con esa mirada tan tierna que paralizaba el mundo.


Su primera salida del país y el viaje en avión.
Cómo te dije aquí, pasamos unos días en Bélgica conociendo las principales ciudades del país. Además de su primera salida al extranjero, para Miss L supuso su primer viaje en avión. 

No olvidaré cómo en los trayectos estaba yo más nerviosa que ella y lo que disfrutó con todo lo nuevo que se fue encontrando. Cómo se iluminó su cara al estar rodeada de tantas flores, de tantas personas desconocidas con sus diferentes idiomas, atuendos y razas, con los sonidos, sabores y olores nuevos. Cómo se ganó a la gran mayoría de personas que se cruzaron en su camino y consiguió que le hicieran arrumacos, le dedicaran un saludo o una sonrisa e, incluso, le hicieran algún regalo.


Los juegos juntas por toda la casa
Miss L y yo no nos hemos separado ni un día desde que nació y hemos compartido muchas horas de juego. Sin embargo, las de éste verano han sido especiales porque hemos jugado juntas y no una al lado de la otra. 

El juego estrella de la peque ha sido la pelota; ha disfrutado de lo lindo pasándomela y esperando que se la devolviese. El mio, sin duda, ha llegado gracias al gateo. Lo mejor del verano ha sido tirarme al suelo a jugar con ella y jugar al pilla pilla gateando. Conseguir que me persiga muerta de risa por toda la casa a toda velocidad intentando "cazarme".


Confidencias con papá
Las vacaciones de verano han facilitado que Miss L y su papá pasen muchas horas juntos, se conozcan y se conviertan en grandes amigos. Entre ellos se ha creado una gran complicidad y ya son capaces de entenderse con solo una mirada o un gesto. Otro de mis recuerdos del verano será verme a mi misma obervándoles en la distancia, la cara de felicidad y admiración de ella, la de ternura y orgullo de él.



¿Cuáles son tus cinco mejores recuerdos de éste verano?

También te puede interesar

4 comentarios

  1. bonitos recuerdos, sí... es que además el primer veraneo con la peque es muy especial! a ver si me animo y escribo yo sobre el mío
    besos y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa! Pues si, a ver si te animas ;)
      Feliz fin de semana para vosotros también

      Eliminar
  2. Lo de la teta en la playa es lo más. A la bichilla le encantaba el sabor tan salado y desconocido del principio. ¡Y después de bañarse se relamía los deditos de lo que le ha gustado ese sabor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miss L hacía igual, sin embargo, salvo la fruta, las cosas dulces no le gustan nada!
      Es lo más, pero entre la sal y la arena es un guarreo XD
      Un besote

      Eliminar