Mi bebé no gatea

23.5.14 / 15 comentarios

Numerosos estudios hablan de las bondades del gateo y la importancia de que los bebés no se salten etapas. Por eso, muchas mamás se preocupan cuándo ven transcurrir los meses y su bebé no gatea. Pero, ¿por qué es importante el gateo? ¿cuándo empiezan los bebés a gatear? ¿podemos hacer algo para incentivarlo?¿cuándo deberíamos preocuparnos? Voy a intentar responder una a una todas éstas preguntas.



bebe gateando
Fuente

Normalmente todos los bebés gatean antes o después en función de su ritmo de desarrollo si se les da la ocasión de hacerlo. Es importante que lo hagan porque el gateo tiene numerosos beneficios: conecta los hemisferios cerebrales y ayuda a seleccionar uno cómo dominante estableciendo la futura lateralización, desarrolla el equilibrio y el control espacial, fortalece los músculos y articulaciones que permitirán al bebé andar más adelante, le permite tomar conciencia de su cuerpo, desarrolla el tacto, mejora el enfoque ocular, desarrolla la coordinación ojo-mano y permite que el bebé se vuelva más autónomo y mejore la seguridad en si mismo.

Es habitual escuchar que los bebés aprenden a gatear a la par que a sentarse. La mayoría lo hacen entre los 6 y los 10 meses, normalmente alrededor del octavo mes cuándo intentan alcanzar algún objeto que les interesa. Debemos recordar que cada bebé es distinto y que lo hará cuándo su cuerpo y su cerebro estén preparados para ello, sin embargo, para que pueda hacerlo hay que ponérselo fácil. Si es de esos niños que "no gateó nunca, se puso en pie desde el principio" que sea porque ha querido él y no porque no se le ha dado la oportunidad. 

Para darle la posibilidad de gatear el mejor consejo es SUELO, SUELO y más SUELO. Si además colocamos alrededor del bebé, a una distancia razonable, obstáculos (un cojín por ejemplo) y juguetes el pequeño se esforzará por alcanzarlos y acabará gateando.

Del mismo modo, hay ciertas prácticas que deben evitarse cómo abusar de las sillitas, hamacas o parques (corralitos), colocarlos en posición sentada cuándo aún no saben salir de ella, ponerlos en pie y "ayudarlos" a andar si todavía no son capaces de hacerlo por si solos con apoyo, usar andadores o taca-tacas o acercarle todo lo que pide en cuánto lo pide

El gateo es una etapa importante en la vida de un bebé y es preferible, aunque no indispensable, para el correcto desarrollo del mismo. No obstante, el sistema nervioso puede adaptarse y compensar esas carencias, pero recomiendan estar alerta porque se cree que aumentan las "papeletas" para la aparición de ciertos trastornos a medio-largo plazo relacionados con la lateralidad, falta de equilibrio, descoordinación, mala visión, lectoescritura y comprensión.

Aún a pesar de su importancia, en la revisión de los doce meses el pediatra parece saltárselo al no preguntar por él y hacerlo por la capacidad para girar, sentarse o ponerse en pie con apoyo. Ésto es porque, aunque popularmente se entiende cómo gateo el desplazamiento a cuatro patas sobre las rodillas y las palmas de las manos, cuándo los pediatras dicen gateo se refieren al "desplazamiento autónomo", es decir, al desplazamiento de forma intencionada de un punto a otro. En ésta definición entran los que van marcha atrás, reptan, ruedan, giran sobre su ombligo, dan saltitos sobre su culete o hacen un movimiento extraño con una pierna estirada y la otra encogida y, por supuesto, los que "gatean" a cuatro patas. Lo importante es el desplazamiento en si, la intención de hacerlo.

Muchas familias respirarán tranquilas tras leer ésta definición porque aunque su bebé no "gatea" en realidad si que lo hace sólo que de un modo distinto al que nos viene a la mente cuándo escuchamos la palabra. Habrá niños que nunca gateen a cuatro patas y otros que lo acabarán haciendo con el tiempo, pero si se desplaza está "gateando". En cualquier caso, deberías consultar a tu pediatra si las muestras de movilidad de tu bebé son nulas o muy escasas. El te dirá si entra dentro de su correcto desarrollo o existe algún problema.

Los que ya tenéis niños que caminan, ¿gatearon a cuatro patas? ¿cuándo empezaron a hacerlo? ¿nos contáis vuestra experiencia?

Fuentes: 
Blog "Jugando en familia"

También te puede interesar

15 comentarios

  1. Mi hija empezó a gatear al año y andar a los 14 meses, y el pequeño gateaba a los 6-7 y caminaba a los 9. Cada niño es un mundo, es inútil comparar y agobiarse :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miss L se desplaza y ahora parece que se pone en posición de "gateo", pero no le veo yo mucho interés... Se pasa el día en el suelo, así que ella sabrá!
      un besote

      Eliminar
  2. Cachorro ya se sienta solo y aguanta muchísimo tiempo y boca abajo también pero como ha aprendido ha darse la vuelta... No hay manera que aguante mucho tiempo. A ver si se le pasa la novedad e intenta empezar a gatear. Al menos ahí está todo el día en el suelo parece una alfombra el pobre.muy buen post. Creciendoconnuestrocachorro.WordPress.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa! Miss L odiaba estar tumbada, pero era ponerla así y empezar a rodar!! jeje. Un besote

      Eliminar
  3. Aunque casi todo es cierto hay que tener cuidadin con ciertas afirmaciones en relación a las papeletas de alguna dificultad q pudiera surgir ya q hay cosas q no están suficientemente demostradas y te puedo hablar de um sin fin de niños q jamás gatearon y hasta la fecha ninguno tuvo ni tiene nada. Además de que no solo debe fomentatse el gateo, también el oseo y de eso nadie habla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo fui de las que "no gatee" o al menos no de la forma típica hasta cuatro días antes de ponerme a andar según cuenta mi madre y no he notado ninguna carencia. Según la fuente que mires te lo ponen como el fin del mundo o cómo que el sistema nervioso se adapta perfectamente, así que estoy de acuerdo contigo. Qué es eso del oseo? Por qué no haces una entrada y nos amplias la info?! :D
      Un besote

      Eliminar
  4. Mi bebé de casi 14 meses aun no anda, pero empezó a gatear a los 11 meses cuando le pusimos la alfombra en el suelo. Ella es de naturaleza flojilla jaja y no se movía a por los juguetes, se tiraba y luego si estiraba el brazo y llegaba pues mejor que mejor. Poco a poco en la alfombra descubrió que podía moverse de un sitio a otro. Hasta que en una semana decidió que la alfombra era pequeña para ella y arrancó a gatear por todo el piso. Creo que si se la hubiésemos puesto antes, antes habría empezado :)

    ResponderEliminar
  5. La mía gatea que se las pela desde los siete meses y medio. Ahora tiene ocho y está emperrada con ponerse de pie... y bailar! Yo quiero que su época de gateo dure un poco más... pero ella dale que dale, agarrándose a cualquier lado para incorporarse...

    ResponderEliminar
  6. Por cierto, ¿qué es el oseo? Lo he buscado por Google y solo se hace referencia a los huesos...

    ResponderEliminar
  7. Mi nano grande no gateo y andó a los 9 meses, pero hacia los 10 cuando se caía y no podía levantarse... pues tenía que ir a algún sitio para ayudarse jajaja así que comenzó después de andar a gatear y Darío comenzó a gatear a los 7 meses y al día siguiente de cumplir el año ya anda sin problemas! Cada uno es un mundo. Besicos.

    ResponderEliminar
  8. Por aquí no gatea, se arrastra, pero a velocidad de la luz. Empezó a final de los 9 meses me parece. Ahora acaba de cumplir 11 y se sabe poner de pie sola, de momento va tranquila con la evolución de gatear y andar.

    ResponderEliminar
  9. Yo creía que con 6 meses la bichilla ya debería gatear pero si la pongo boca abajo lo más probable es que se pase un ratito levantando la cabeza, cotilleando todo lo que tiene alrededor y que después se tumbe y se quede inmóvil hasta que la cojamos en brazos ¡es más vaga!

    ResponderEliminar
  10. Ciruelilla al principio se sentaba y estiraba con una flexibilidad increíble a coger objetos. Previamente ya sabía hacer la croqueta y otros desplazamientos estando tumbada. Hace unas semanas empezó a desplazarse sentada y sobre todo marcha atrás. Luego pasó a la modalidad semi gateo sentada con una pierna en plan gateo "tradicional" y otra doblada para dentro, hace unos días empezó a sacar la pierna que quedaba dentro y gatea a 4 patas pero sin levantar el culo demasiado y cuando se cansa vuelve a meter una piernita... Eso si si la incitamos a ponerse de pie, o sea estirar y hacer fuerza con las piernas... Nada de nada no quiere. Jeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. qué rica!!! :) se hacen mayores, ains.
      un besote

      Eliminar