Mirando al mundo...

4.4.14 / 5 comentarios

Cuándo hablamos de porteo decimos que jamás debe ir el bebé mirando al mundo. En parte porque la posición fuerza la espalda y la cadera del bebé, en parte porque se le sobreestimula y no le damos la oportunidad de "huir" y acurrucarse con su cuidador si ve algo que le incomoda o le da miedo.


bebés mirando al mundo
Cartel de la película "what to expect when you're expecting"


Hace unos meses reapareció un estudio de 2008, que podéis leer completo aquí, que sugiere que el hecho de que los niños vayan en los carritos mirando al mundo puede afectar negativamente a su desarrollo. La explicación es la misma que cuando hablamos de portabebés. 

Viene a decir que cuándo el bebé mira hacia ti, no puedes evitar mirarle, sonreírle e interactúar con él. Todo ésto hace que esté más tranquilo, se sienta seguro, protegido, querido... sonría más e incluso pueda conciliar el sueño durante el paseo con más facilidad. Por el contrario, durante el estudio se observó que los niños que miran al frente sonríen menos (sólo uno frente al 50% en la otra posición), están más estresados y duermen peor. Además, se pudo comprobar que, al ser una etapa de mayor desarrollo cerebral, el hecho de pasar mucho tiempo mirando al mundo con posibilidad nula de comunicación con nadie, hace que los niños sean más retraídos y daña su habilidad de comunicación. Yo misma pude comprobarlo hace unos días con Miss L. 

Normalmente, Miss L va mirándome a mi. No por nada, cuándo la pasamos a la silla aún era muy pequeña (tranquilos, se reclina 180º), la pusimos así y no la habíamos cambiado hasta el otro día. Durante el paseo suele ir charloteando conmigo o mirando a los lados y no parece ir incómoda con la posición. Decidí darle la vuelta porque estaba atardeciendo y no quería que le molestase el sol. Total, que hicimos medio paseo mirando al frente. 

Me llamó la atención que no se movió absolutamente nada y estuvo callada todo el camino. Pensé que se había dormido así que, cómo no le veía los ojos desde la ventana de la capota me asomé. Se pegó el susto del siglo, dio un respingo y siguió mirando al infinito como si nada... En ese mismo instante le di la vuelta a la silla y la puse mirándome a mi y, en cuándo reemprendimos la marcha, ya estaba cómo siempre: despierta, mirándolo todo, señalando los árboles, "hablando" conmigo, al final se durmió. Serán ciertos o no los resultados del estudio, pero en nuestro caso no habrá otro segundo paseo "mirando al mundo".

Tendrá que ver o será simple casualidad (u observación de los padres a sus hijos), pero cada vez más se ven más bebés de una edad "considerable" mirando a sus papás, cuándo, hasta hace bien poco, los recién nacidos iban en el capazo o el grupo 0 mirando a sus padres para pasar a la silla de segunda edad que no daba más opción.

y vosotr@s, ¿qué pensáis? ¿vuestros hijos van mirando al frente?

También te puede interesar

5 comentarios

  1. Hola! Pues desde hace tiempo me decían q el bebé iba más a gusto mirando mundo, como tu dices, pero yo no la cambiaba porque me gustaba pasear con ella mirándola y diciéndole cositas. No sabía de ningún estudio jeje Ahora tiene un añito y parece que se desencaja mirando a los lados y de vez en cuando la cambio mirando al frente pero me miran raro al pasear porque estoy cada dos por tres mirando a ver lo que hace jajaja Así q volvemos a cambiarla para mirarnos las dos...No sé si seré egoísta pero ya tendrá tiempo de ver mundo :)

    ResponderEliminar
  2. El momento ideal de cambiar de dirección es cuando l beb' pasa mas tiempo asomado hacia los lados quw mirando a los padres. Pero.de ahí a que le pasen todas esas cosas que cuentas...vamos que no sé como nosotros salimos tan bien según eso. Ppr cierto encontré una entrevista donde un especialista dice que llevar al.bebe mirando hacia adelante el portabebe no es perjudicial para la.espalda. Porr otro lado, mi peque se retuerce desde casi el mes para ver mundo, en el portabebe igual, es muuuy curioson

    ResponderEliminar
  3. si, la verdad es que todo lo que ahora se supone que no se debe hacer nosotros lo hemos vivido en carnes propias y aquí estamos!! es lo que tiene el ser humano que se adapta a lo que le echen!! jajajajaja
    Fíjate tu peque!! Sin embargo Miss L mira a los lados pero desde su posición, no se inclina y ya has leído su experiencia del otro día hacia delante... cada niño es un mundo!! Tu peque es chiquito aún, pero si le gusta ir mirando, igual va más cómodo a la cadera ;)
    Un besote

    ResponderEliminar
  4. Wow no sabia eso, a mi nena solo la traje mirándome a mi los primeros 3 meses, despues fue mirando el mundo y le encanto también es muy inquieta y curiosa, le encanta la ver mucho a la gente, es feliz paseando en parques y centros comerciales, pero esta muy interesante la opción me hubiera gustado probar un poco mas de tiempo si lo hubiera pensado así, en fin mi hija ahí la lleva va muy bien y es muy feliz jeje

    ResponderEliminar
  5. Yo llevo siempre a la bichilla mirando hacia mí, pero su papá es muy fan de ponerla mirando a la calle, así es que vamos alternando posiciones. La verdad es que ella no se queja por nada.

    ResponderEliminar