Suerte

24.3.14 / 21 comentarios

Estoy cansada de escuchar de la boca de un montón de personas, algunas de las cuales ni siquiera nos conocen, la suerte que hemos tenido con Miss L. Mi niña es un sol y no la cambiaría por nada en el mundo, pero llaman suerte a lo que yo llamo trabajo diario.


trébol


Con lo que vais a leer a continuación no quiero decir que yo sea una súper mamá y que las que no hacen lo que yo sean unas madres horribles, porque no es cierto. Cada uno tiene sus circunstancias y motivos para hacer lo que hace de ese modo y no de otro y que se deben respetar porque, obviamente, hace lo que cree que es mejor para su bebé. ¡Faltaría más!. Yo también hago lo que hago por convicción y porque creo que es lo mejor que puedo hacer.

Ésta entrada pretender ser una crítica a todas esas personas que achacan las buenas conductas de nuestros hijos a la suerte y las malas a nuestros métodos de crianza.
Parece ser que, según mucha gente, nosotros tenemos:

  • Suerte porque se enganchó bien al pecho

    Lo "normal" es que los niños se enganchen al pecho, de otro modo cuándo no había leche de fórmula hubiesen muerto y con ellos la especie.

    Yo estuve buscando un hospital que me tratase como a una parturienta, no como a una enferma. Quería que mi parto fuese respetado, mi marido estuviese presente y no me separasen de mi hija. Si hubiésemos necesitado incubadora podríamos haber estado 24h con ella y haber prácticado piel con piel y dado pecho a demanda. Si hubiesemos estado separadas quizás no habría sido tan sencillo el enganche, pero no fue suerte, fue una buena elección.

    Eso si, fui afortunada porque después de mucho buscar, ese hospital estaba al lado de mi casa.


  • Suerte por tener una lactancia prolongada

    Rara vez los niños se destetan espontáneamente por iniciativa propia antes del año.
    En nuestro caso, los tres primeros meses transcurrieron con grietas, pinchazos, calambres, fiebre, escalofríos, durezas, visitas semanales al hospital, un absceso... Uno de las mamas sigue sin estar al 100%, pero estoy convencida de lo que hago y, por eso, y con mucho esfuerzo hemos llegado hasta hoy.

    Algunos "profesionales" podrían haberme insinuado que con mastitis o con la medicación para combatirla no se puede dar el pecho. No es así, y actualmente hay mucho personal sanitario que sí está informado y suficientes fuentes fiables (como e-lactancia) para comprobar que medicamentos son o no compatibles.

    Parece que en éste punto también nos sonrío la fortuna porque el hospital que os contaba es prolactancia y nos ayudó en lo que pudo, además el hecho de no tener trabajo (¡qué "suerte"!) facilita aún hoy el que Miss L y yo podamos estar juntas


  • Suerte porque tengo "muy buena leche"

    Qué raro que cuanto mayor es la esperanza de vida y mejor la salud y la alimentación de las mujeres, más casos hay de leches "malas" o falta de leche...

    Hay casos muy concretos en los que si puede ocurrir que no haya leche, aunque muchos son tratables, pero no hay "leche mala". Aunque algunas enfermeras se empeñen en decir en TV lo contrario, hasta las madres desnutridas pueden dar el pecho sin ningún problema y, ¡ojo! que no lo digo yo, lo dicen organismos cómo la OMS.

    La leche materna alimenta, es más, varía (incluso durante la misma toma) para adecuarse a las necesidades del lactante. De hecho es mucho mejor que cualquier sucedáneo que se le pueda dar a un bebé y es la mejor elección siempre que esté disponible y no haya contraindicación (cómo en el caso de quimioterapia, por ejemplo), más que nada porque es leche de su propia especie fabricada en exclusiva para él. Entonces, ¿por qué hay leches que parecen no alimentar y bebés que lloran desconsolados?

    Porque a las mamás recientes, y más si somos primerizas, se nos "engaña fácilmente" y nos vamos a fiar si o si de alguien cómo el médico o la enfermera que se supone que tiene estudios sobre el tema o de la vecina del tercero que ha visto a más niños que nosotras y si nos dice que le demos el pecho cada x horas y minutos, vamos y lo hacemos, sin dudar y casi sin despeinarnos. Pero resulta que cuánto más chupe el bebé más leche habrá, su estómago tiene un tamaño reducido (así que no vale eso de "luego comerá más"), al principio tiene poca fuerza y mala técnica de succión, la leche del inicio de la toma es más aguada para combatir la sed y, además, la leche materna se digiere en cosa de hora y media por lo que si las x horas son más de 90 minutos, le estarás dejando con hambre. Seguramente pasados unos meses aguantaría ese tiempo y de los "y" minutos le sobrarían la mitad, pero probablemente te recomendarán mucho antes una "ayudita" que en la mayoría de los casos significara el final de la lactancia.

    Al principio podía estar con la teta fuera cada media hora. Algunos días gracias a picos de lactancia podía estar horas seguidas con Miss L colgada del pecho y ¡con mastitis!, eh?. :P


  • Suerte porque come de todo

    La leche materna varía de sabor en función de lo que coma la mamá, por eso, los bebés que la toman son menos reacios a probar nuevos sabores. Sin embargo, ésto no dura eternamente y hay un período en el que están más predispuestos a hacerlo. Después tendrán gustos más definidos y no se atreverán tan a la ligera.

    En nuestro caso, tenemos otro aliciente: el baby led weaning. Miss L come lo mismo que comemos nosotros por lo que el sabor de la leche es similar a lo que encuentra en el plato. Es mucho más divertido para ella que, por otro lado, piensa que es más seguro puesto que también lo comen papá y mamá que un triturado que sólo lo tomaría ella sin "contrastar" con sus figuras de apego si es o no comestible.

    ¿es suerte? No, es saber que ahora se atreve con más sabores que después, sentarla siempre a la mesa con nosotros, ofrecerle nuestra comida, quedarte sin respiración los primeros días cuándo se mete un trozo a la boca y no sabes si sabrá gestionarlo, respetar sus gustos, no presionarla para que coma... es trabajo de meses para que ahora "de gusto verla comer".


  • Suerte porque no usa chupete

  • Los bebés cuándo nacen tienen un reflejo de extrusión que hace que todo lo que entra en su boca y no sea el pecho de su madre sea expulsado automáticamente. Por eso la mayoría de bebés escupen el chupete, e incluso el biberón, al principio.

    Miss L nunca quiso chupete y, aunque a veces nos habría venido bien para calmarla, tampoco le insistimos. ¿Para qué nos iba a servir "engancharla" a un artilugio que en unos meses tendríamos que obligarle a dejar?. En su lugar usaba para relajarse o dormir el chupete original (y al que intentan imitar los comerciales), la "teta" de su madre. ¿suerte? si, claro que no tenemos que quitárselo, pero los bebés tampoco nacen con un chupete debajo del brazo ;)

  • Suerte porque duerme bien

    Hay bebés más dormilones que otros, cómo hay adultos más dormilones que otros. Eso es así
    .

    Miss L es de dormir más bien poco, cuatro siestas diurnas de unos 20 minutos que se han reducido en las últimas semanas a sólo dos. Eso si, sus 12 horas nocturnas no se las quita nadie. ¿del tirón? pues lógicamente no, porque aunque "haberlos, haylos" no es habitual encontrarse con un lactante duerma tantas horas seguidas. Entonces, ¿por qué dicen que tenemos suerte?

    Porque nos deja dormir. y ¿cómo es que podéis dormir si se despierta varias veces? Porque duerme a nuestra vera, y si abre los ojos y nos ve/siente se vuelve a dormir. Si casualmente tuviese hambre, tampoco habría el mayor problema porque tiene "barra libre". De ese modo ninguno nos terminamos de despertar y rápidamente volvemos a conciliar el sueño. Hay días que, sinceramente, no se las veces que se ha despertado, parece que todo hubiese sido un sueño.

    ¿suerte? ¡pues claro!, porque me encanta dormirme abrazada a mi hija y levantarme con ella a mi lado, pero si la hubiese metido desde el principio en su cuna o sacado de la habitación no me habría quitado nadie el tener que levantarme cómo la mayoría de los papás a atenderla de noche.


  • Suerte porque no pide "brazos"

  • No los pide porque los tiene cuándo los necesita. Sin más.

    Siempre ha sido así. La hemos cogido en brazos cuándo nos ha apetecido a nosotros y cuándo ella lo ha necesitado, sin excepciones. No se le ha negado nunca y no ha podido existir duda de si la íbamos a "aupar" o no. Además somos porteadores habituales.
    El resultado ha sido el esperado, sabíamos que no se iba a "acostumbrar", principalmente porque los bebés ya nacen con la costumbre de estar acunados por su mamá y sentirse protegidos en brazos es lo más parecido, al contrario, no pides lo que sabes que tienes, pero si dudas de si lo podrás tener o no en cuánto te lo ofrecen o lo vislumbras te aferras a ello. 

  • Suerte porque no "da guerra"

    Volvemos a lo mismo, ¿que no da guerra?. Miss L es una niña muy activa (las malas lenguas dicen que se parece a la que escribe...), podría incluso considerarse un bebé de alta demanda, pero cuándo la dejas en la alfombra jugando se entretiene "sola" (porque sabe que yo estoy al lado). Ahora, ¡déjala sola de verdad y a ver qué pasa!


Yo soy de la opinión que no hay niños buenos y malos. Que eso depende del que mira porque ellos son simplemente niños. Sin embargo, según dicen Miss L es una niña bueníiiiiiiiiisima aunque, eso si, tiene mucho carácter , ¡Qué mala suerte! :P


También te puede interesar

21 comentarios

  1. Jo, había escrito un comentario largo y se me ha borrado! Bueno, te comentaba que estoy y no de acuerdo con cosas de la entrada. Que tu niña sea un bebé fácil de llevar o no no es solo trabajo diario sino su propio temperamento y personalidad porque aunque aún están desarrollándose como personitas ya vienen con ciertos patrones bien marcados, y por què no... también influye un poco la suerte o las oportunidades que te brinda la vida. En otras épocas las madres que no podían dar pecho por lo que fueran enganchaban a su bebe a una cabra o lo que hubiese a mano y sino se les daba leche de ajo (mi suegra fue criada así y ahí la está) asique morir de hambre no iba a morir, otra cosa es que a lo mejor no llegaba a recibir las dosis adecuadas de ciertas vitaminas. Una mujer de hace muchisimos años en mi lugar tendría que acabar dándo de comer a su bebé de otra forma puesto que yo sin pezonera no podría amamantar ni siquiera un tercio de las veces, imaginate una mujer con pezón plano u otro tipo de problema físico que se lo imposibilite asique en ese caso yo sí hablaría de suerte. Por otro lado en mi comunidad autónoma solo existe un hospital (y nisiquiera podríamos considerarlo hospital en condiciones) que trabaja con partos humanizados pero tan solo tienen una sala especial para ello y el resto son paritorios como los de toda la vida, me queda a hora y pico de mi casa y en caso de que mi hijo hubiese necesitado ir a neonatos (como así fue) lo hubiesen tenido que trasladar a donde dí a luz finalmente y yo me hubiese quedado en la otra punta de la provincia por mi cesárea, nosotros no tuvimos elección de escoger teníamos lo que había y cre que tu si tuviste suerte, amén de que te hayas molestado en buscar un hospital sino hubieses tenido uno que se hubiese adecuado a lo que buscabas habrías tenido que dar a luz en el que te tocase y habrías tenido mala suerte (yo lo veo así).
    Por el resto de cosas pues...yo soy de las primeras que dice que si puedes no ponerle chuperte mejor y sin embargo mi hijo lo usa por pura necesidad, cuando una vez ya casi desesperados por no saber lo que le pasaba (y no, no quería agarrarse al pecho, ni al biberón) acabamos enchufándole uno que había sin estrenar, al menos me queda el consuelo de haber aguantado casi un mes sin ponerselo, eso sí, lo usa lo justo y es para calmar su dolor aunque eso puede ser culpa mia ya que se han empeñado muy mucho en que no consuele a mi bebé con el pecho y si lo pongo a comer tiene que salirle a chorro o de lo contrario se mosquea y no quiero un bebé molesto de dolor y mosqueado por haberle abierto el apetito....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que si!! Estoy de acuerdo contigo!! Yo pude elegir, por eso digo en algunos puntos que si tuve suerte.

      Lo de la leche de ajo, también daban leche condensada o de otra mujer, pero me refería a mucho, mucho antes. Es lo que hablábamos el otro día, lo normal no es que la lactancia sea perfecta, es que tenga altibajos y gracias a dios hoy podemos solventarlos. Habrá personas con más suerte que otras, pero yo digo que no todo es suerte. Por ejemplo, tu has conseguido que se enganche aunque sea con pezoneras y tu esfuerzo te ha costado. Habrá parte de ambas cosas, pero el día de mañana que no te vendan la moto que todo fue suerte. Del mismo modo, si le dieses biberón y después cualquier familiar pudiese dárselo y se lo comiese en un pis pas, tampoco sería suerte (en parte dependerá del niño, como todo) pero tu trabajo te habrá costado hasta dar con la tetina y la marca de la leche. No se si me explico.

      El chupete igual, yo fui la primera que se lo endiñé porque estaba desesperada, pero no lo quiso. En ese momento si lo hubiese cogido me habría ahorrado muchos llantos, pero de cara a los mismos que ahora dicen suerte, yo era una "malamadre" por no insistir. Eso es lo que me molesta, que hay veces que esa persona que no te conoce de nada ni siquiera es firme en su opinión!

      Yo no digo que no sea cuestión de suerte, que por supuesto depende del niño y de las circunstancias y me siento afortunada de estar cómo estoy (que podía ser mucho peor!) pero lo que me molesta es lo que decía, que lo bueno es suerte, pero lo malo es "cosa mía". Y otra cosa, lo que otro llama "malo" igual para mi es una virtud o viceversa. tu imagínate que yo le quisiera dar el pecho si o si y al final por lo que sea le hubiese dado fórmula, a lo mejor para el vecino es una suerte porque gano "libertad" pero yo estoy hundida porque no es lo que yo creo que es lo mejor y viene y me suelta "jo, que suerte"
      En resumen, que cada padre hace lo que cree mejor, que nadie (en sus cabales) va a hacer algo malo para sus hijos y aquí lo que hace falta es RESPECTO :)
      Besotes

      Eliminar
    2. Hola simpática, tue entrada carece de muchas cosas y ufff que tuviste suerte. Chicas tengan cuidado con esta bloguera. Una chica en un foro copio y pego una
      nota de esta bloguera, solo para ayudar a una chica desorientada. Entonces esta bloguera fué a amenazar y puso su blog haciendo spam. Muchas le dijimos que nadie se queria adueñar de su nota, se usó solo para ayudar, ningun fin de adueñarse o lucrar con su nota. Por el cual esta bloguera reclamó a los adms de la web e hizo que sacaran la nota que tanto ayudo a esa mami. Me queda decir que esta bloguera hace sus cosas con fines de lucro y no por ayudar, además de que es jna egoísta. Suerte egoísta.

      Eliminar
    3. No suelo contestar anónimos que no dan la cara porque seguramente ni leerá esto pero en lugar de copiar y pegar en contenido no es más fácil poner el enlace a la entrada del blog y no apropiarse del contenido de un blog?
      De egoísta nada, reclamar la autoría de un contenido no es ser egoísta, es reclamar lo que es tuyo y que están usando sin seguro nombrarte y reconocer tu trabajo.
      Egoísta tu que te aprovechas del trabajo de otros sin reconocer el mérito.

      Eliminar
  2. Pues la verdad que la “suerte” está ligada a los cuidadores por mucho que se diga. Y muchos enfrentamientos que hay que tener para consolidar tus convicciones. Yo afortunadamente la lactancia me fue bien desde el minuto 0 pero siempre había vocecillas que decína pero si no sale nada (primeros días del calostro) que hacen dudar hasta una primeriza por mucho que se haya informado cuando el bebé está alegremente a la teta pero tienes que hacer un acto de fe, sobre todo, cuando no ves pruebas físicas de alimento pero ves que tu bebé se calma y oh! bendito pañal ahí sí hay más que pruebas jejeje Mucho he aprendido del casi año que llevo siendo mami y conociendo el término ahora de bebé de alta demanda (mi caso), la parte que comentas del colecho es la espinita que me dejé llevar y saqué a mi bebé a los 7 meses cuando me incorporé a trabajar porque por presión social creía que iba a estar más a gusto en su habitación. Evidentemente con la lactancia y creyendo que comiendo su papilla cereales por la noche iba a dormir mejor. Error! Ella seguía queriendo su teta de madrugada, no porque no se saciara, si no porque quería su dosis calentita de ella y sentir a su mami porque una vez que sentía el contacto se dormía plácidamente. Y eso no es malcriar, es atender a sus necesidades. Cuánta mentalidad hay qué cambiar para todos y cada uno de los puntos que has expuesto!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco es cambiar porque cómo decía cada cuál hace lo que piensa que es mejor y te lo va a recomendar pensando que es así. Lo malo no es eso, lo malo es que no respeten otros modos de ver la vida. Por eso decía al principio de la entrada, yo no me quejo de que lo mio sea lo mejor y trato de imponerlo, de lo que me quejo es que otros que piensan que lo mejor es lo suyo, me lo hagan saber constatemente para que yo si cambie mi modo de actuar...
      Besotes

      Eliminar
  3. Lo que necesitamos, sobre todo las primerizas, es que nos digan que lo estamos haciendo bien, no que nos cuestionen a cada paso :)

    ResponderEliminar
  4. Lo podría haber escrito yo! (excepto el último punto). Lo único que hicimos distinto a vosotros fue que a los 6 meses empezó a dormir en su habitación y la primera vez que lloraba de noche venia de nuevo a la cama de colecho. Y así seguimos con 19 meses. Se duerme sobre las ocho en su habitación y de madrugada, a veces las 2...a veces las 5 de la madrugada nos reclama y viene a nuestro lado y se vuelve a dormir en el pecho. Lo del chupete lo mismo...todo el mundo..oh, que bien que no lleva chupete...bueno, bien si, pero para eso tienes que estar dispuesta a darles el chupete natural en cualquier momento :-).

    ResponderEliminar
  5. AAAYYY, parece que me has quitado las palabras de los dedos, vamos igualita, igualita (menos en lo del sueño, de noche no pasamos de las 9 horas, pero aun así tenemos suerte claro, porque duerme del tirón). Sobretodo con lo de la comida "que suerte que todo le viene bien y come de todo, y claro, yo que fui a mis charlas, leí mis libros, me informe del BLW, comemos y cenamos en horario infantil para que sea con ella en la mesa, ahí estaba también con el corazón agarrao las primeras veces cuando se metía esos trozos en la boca, y sujetándolos nos los hasta ver como tosía y lo sacaba.

    Que suerte que ella no quiso el chupete, que respetamos su reflejo, que no hacíamos caso a quien nos decía que probaramos de todos modos y se lo fueramos poniendo, que suerte que cuando lloraba ahí tenía yo la teta dispuesta, que suerte que superé grietas, perla de leche, que busqué segundas opiniones a los médicos, que nos informamos y discutimos con enfermeras y pediatras si haciá falta... aaaayyyyy

    Me ha encantado tu post!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues eso, que suerte!! ajajajaja. Muchas gracias ;)

      Eliminar
  6. Me he expresado mal, no quería decir abrir la mente más allá de lo que cada cual considere bueno para su hijo. Que otra madre actúe de otra forma no quiere decir que lo haga peor que uno mismo, ya que cada bebé tiene una necesidad distinta y mejor que la madre no lo sabe nadie. Quien me iba a decir a mi que desde que nació quería imponerle un horario para acostarla, a veces tardaba hasta más de una hora con los consiguientes berrinches. Hasta que abrí los ojos y dije se acostara cuando la pobre tenga sueño. Hay noches que se acuesta a las 11! Pero duerme feliz (q no significa del tirón jaja) e incluso lo pide ella (11 meses) evidentemente cambiara (o eso pienso) cuando tenga un horario de escuela...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entendí, no te preocupes! era solo una puntualización!
      Seguro que cuando tenga que ir a la escuela estará tan rendida que se acostará antes! Miss L aguanta como si nada hasta las 12 de la noche... pero hasta las 11-12 de la mañana no se levanta, así que lo que no puedo hacer de noche toca hacerlo por la mañana.

      Eliminar
  7. Pues mi bichilla va por el mismo camino que Miss L. y claro, también me he encontrado con este tipo de comentarios en estos escasos 4 meses de maternidad. Lo de que mi leche es muy buen ay por eso he tenido suerte me lo han dicho hasta gente que ya desde el hospital pidieron tomar la medicación esa para no tener la subida y empezar directamente con el biberón. Ahora la bichilla es enormemente más grande que niños que le doblan la edad y estas madres me dicen la suerte que he tenido. Oiga usted ¿y por qué no probaron un poquito a dar el pecho a ver si también hubiesen podido correr la misma "suerte" que yo? Porque yo he tenido dolores a rabiar más de 2 meses y medio, ya hora que todo transcurre cómodamente ¡aspiro a que no se me destete nunca!

    ResponderEliminar
  8. Estoy de acuerdo en algunas cosas y en otras no, por ejemplo en lo de dormir y en los brazos... no te voy a decir por qué no, puesto que si te funciona a ti, os gusta y os va bien es lo que importa. En mi caso considero "suerte" por un lado y "mala suerte" por otro que a ciruelilla NO le gustan los brazos en el sentido de que no le gusta que la coja en posición de acunarla, de cogerla como a un bebé, es decir no nos deja cogerla en la posición de amamantar a no ser que sea precisamente para eso, para amamantarla. A veces a mí me apetece que se quede tranquila en brazos acunándola porque por egoismo me apetece pasar un ratito achuchándola y no me deja.... pero por otro lado es una suerte porque ella prefiere estar sentadita en el suelo o tumbadita en la cuna, cama etc jugando a su aire, lo cual me ha permitido hacer muchas cosas en casa sin tener que tenerla en brazos para todo. Es su personalidad, se agobia si está de brazo en brazo mucho tiempo, y no le gusta nada dormir "abrazándola" ... venía así de serie. Obviamente a veces pide brazos y por supuesto siempre que los pide los tiene.
    En cuanto a dormir, yo siempre quise que durmiera solita, sin llanto y en su cuna... y así ha sido, pero desde el primer día. Lo dicho anteriormente, es muy despegada en ese sentido, así que cuando está cansadita nosotros a veces nos empeñamos en acunarla y que se duerma en brazos, pero ella lucha contra eso y no se duerme, ahora bien la dejas en la cuna o el cochecito y si tiene sueño se duerme (con chupete eso sí) y lo considero una suerte porque no hemos vivido noches sin dormir meciendola en brazos y "luchando" para que se duerma, y es que ella es así. Cuando tomaba pecho de "cena" sí que se dormía en brazos, pero mamando, si no, a su aire.
    Yo creo que los niños tienen una personalidad desde que nacen, o son tranquilos o demandantes, dormilones o hiperactivos, llámalo equis. Pero a esa personalidad con la que nacen luego hay que añadir los factores que le transmitimos nosotros... tranquilidad, amor, cariño y sobre todo adaptarnos a esa personalidad y no luchar contra ella. Si el niño es intranquilo, poco dormilón, demandante y nostros no les atendemos en consecuencia el niño será más intranquilo aún, le costará más aún dormir y demandará mucho más. Si el niño es tranquilo y le ponemos nervioso, si es dormilón y no respetamos su sueño y no es demandante pero le estamos jaleando todo el día, pues dejará de ser traquilo, dormilón y poco demandante...
    Tampco estoy de acuerdo con que la leche materna varía de sabor según lo que comas... a mí la matrona me dijo que para nada. La leche materna tiene siempre la misma composición y el mismo sabor, pero lo que puede hacer que el niño note una diferencia es por nuestro olor coroporal. Si has comido ajo, cebolla, curry ... tu cuerpo "transpira" esos olores y el bebé lo nota. Pero bueno no me meto en eso porque francamente siempre he tenido la duda... yo ante la duda intentaba no comer cosas picantes ni muy fuertes de sabor y comía de todo, pero por mí y mi alimentación y salud y no para que a ella le gustara todo en un futuro...
    Pero bueno, después de este rollo que he metido.. jeje.. que me ha gustado mucho tu entrada y estoy de acuerdo con el mensaje principal, es decir que no es "suerte" sino trabajo diario, perseverancia y sobre todo conocer bien a tu bebé y actuar de acuerdo con sus necesidades.
    Besos mil!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola!! Miss L también odia la posición de "acunar" jajajjaja. Te dijo eso la matrona del sabor de la leche? a nosotros nos dijo lo contrario!! a ver si hay por aquí alguien que nos saque de dudas!!! :O

      Eliminar
  9. Sin palabras. Nada que añadir!. No puedo estar más de acuerdo contigo. Todo lo bueno que tengan los hijos, para los demás siempre será debido a la suerte... Yo también he tenido gente cerca que me decía que le diese un biberón a mi hija porque no era normal que mamara tan a menudo y que estaba pasando hambre; y posteriormente me han dicho "qué suerte por tener tanta leche y poder darle todavía lactancia materna"... En fin...

    Un post de 10!!!. Enhorabuena!. Yo, desde luego soy de las que piensa que lo que tú hagas determinará en gran medida cómo sea la crianza de tus hijos.

    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias guapa! eso espero, que nuestro trabajo como madres de fruto ;)
      Un besote

      Eliminar
  10. jope, tenía pensado escribir un post casi igual!! me has ahorrado el trabajo :D tentada estoy de hacer un copy/paste ;)

    Vamos que coincido contigo casi punto a punto :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No había leído tu comentario ¡como se me pudo pasar!
      Pues nada mujer, completa con lo que me haya dejado yo en el teclado y lo que estés de acuerdo lo suscribes con un enlace al blog ;)

      Eliminar
  11. Suscribo al 100% todo lo que he leído y parece que tenemos niñas gemelas, con una única salvedad, mi hija duerme en su cuarto porque, entre otras cosas, no se despierta en toda la noche, para nada. Y, hemos comprobado que, cuando está malita y la metemos en la cama con papá y máma, duerme peor porque la damos mucho calor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué alegría verte por aquí! El calor es o lo malo, o lo bueno, según se mire que en invierno se agradece :)
      un besote

      Eliminar