La exterogestación

21.3.14 / 3 comentarios

El lunes Miss L cumplirá nueve meses de vida extrauterina y, por eso, hoy quiero hablaros de la exterogestación, palabra que escuché por primera vez hace muy poco y que no significa otra cosa que "gestación fuera del útero".

Que el ser humano nace inmaduro no es ninguna novedad. Si habéis tenido la oportunidad de ver el nacimiento de algún animal, os habréis dado cuenta de que la mayoría son perfectamente válidos tras la primera media hora de vida y pueden escapar de los peligros sin problemas. Sin embargo, el bebé humano está desvalido y depende en su totalidad de la bondad de su madre cuidador.

exterogestación

Juan Luis Arsuaga, conocido paleontólogo, explica muy bien en su libro "El Primer Viaje de Nuestra Vida" la razón de esa inmadurez. Según cuenta, "los humanos tenemos una presión de selección que es la de nacer cada vez más encefalizados". Nuestro feto tiene un cerebro al nacer como el de un chimpancé adulto, sin embargo, para mantener la posición bípeda necesitamos que nuestros fémures estén juntos lo que estrecha el canal del parto. Por eso la naturaleza ha hecho que, para solventar el problema, nuestros bebés nazcan tan poco desarrollados, pero, a cambio, les ha ofrecido un entorno protector en el que ambos progenitores deben implicarse en la crianza y en el que debe existir una relación estable para garantizar que la cría salga adelante.

Cómo sigue contando Arsuaga, y a modo de curiosidad, la naturaleza se ha preocupado de garantizar ese entorno con detalles cómo el siguiente: La nuestra es la única especie de mamíferos en la que las hembras tienen constantemente los senos hinchados y son un rasgo sexual. En otras ésto sólo ocurre durante la lactancia por lo que son símbolo de no fertilidad al no existir ovulación durante ese período. Nuestro cuerpo lanza constantemente mensajes opuestos, lo que hace que si el macho quiere tener éxito en la reproducción deba permanecer a nuestro lado observando.

Es a éste período (cuya duración se ha fijado en nueve meses por coincidir con el inicio del gateo que es similar al modo de desplazamiento de otras especies ya desde su nacimiento) al que se ha denominado exterogestación. La dependencia del bebé es total, hasta tal punto que al principio carece de sentido de la individualidad y se identifica completamente con su cuidador por lo que es muy establezca un vínculo seguro con él. Si buscáis "exterogestación" veréis que indudablemente va unido al porteo. Ésto es porque lo que necesita el bebé durante éste período es el calor humano, el sentirse seguro y con sus necesidades cubiertas, que no el dejen llorar, que le ofrezcan alimento cuando lo reclama, dormir arropado por papá y mamá. En otras circunstancias, nuestra especie se habría extinguido.

Dicen que los niños cambian radicalmente al llegar a los nueves meses y seguramente sea porque se acercan al final de un ciclo. Coincide también con el momento en que el instinto materno comienza a relajarse y lo que, para algunos, podía considerarse como sobreproteción empieza a dar sus frutos con bebés mucho más independientes y seguros. Más de una vez me he preguntado si lo estaría haciendo bien, más cuándo se me han cuestionado ciertos métodos de crianza (como el colecho, el porteo, o el baby led weaning). Podría parecer que "malcrio" a Miss L y que le estoy generando tal dependencia que será difícil que pueda separarse de mi, pero me respondo a mi misma cuando la veo crecer y ser cada día un poquito más independiente. Mis dudas se despejan del todo cuándo leo datos documentados, que me dan la razón, cómo los que me han llevado a compartir con vosotros éste post.

y vosotros, ¿conocíais la exterogestación?

También te puede interesar

3 comentarios

  1. Yo si conocia la definición. Es increíble lo q sucede con la evolucion de las especies sobretodo la humana. Y creo sinceramente q de hace unos años a esta parte estamos viviendo otro cambio pq los bebes macen cada vezas espabilados debido a la cantidad de estimulos externos q la vida moderna ofrece desfe su nacimiento

    ResponderEliminar
  2. Post muy interesante! Me ha encantado! No había oído ese término, pero me parece acertado. Así justifico mi dependencia con la niña... Jeje

    ResponderEliminar
  3. Planeando ser padres. Ahora entiendo por qué en el grupo de crianza insisten tanto en decirnos que un embarazo son 9 meses dentro de la madre y 9 meses fuera pero pegados siempre a ellas. Las fechas coinciden con lo que explicas. Yo no conocía que esto tuviese un nombre científico pero me ha gustado mucho el post.

    ResponderEliminar