Octavo mes

28.2.14 / 9 comentarios

¡¡Ya tienes ocho meses!! Cada vez que te miro pienso que te estás haciendo mayor y que el tiempo pasa volando. Sigues siendo una personita que depende de mi y me necesita a su lado, pero cada día eres más independiente e interaccionas mucho más con nosotros. Durante éste octavo mes has aprendido muchas cositas nuevas, pero en otros aspectos no ha habido grandes cambios.

bebé de ocho meses


Cada día estás más espabilada. Los Reyes Magos te trajeron una locomotora que suena si la arrastras por el suelo y tira bolitas. Un día hice trampa y giré una de sus ruedas para que sonase sin moverla, a partir de entonces cada vez que cae en tus manos un juguete con ruedas las tocas para ver si suena! Me sorprende que seas capaz de quedarte con esas cosas a la primera siendo tan chiquitita. Otro día me sorprendiste jugando al cucu-tras mientras yo estaba en la ducha. Te tapabas con el saco del carro y cuando te destapabas yo hacía cómo que me sorprendía al verte y tu reías a carcajadas. Estuvimos así un buen rato!

Pero no sólo imitas eso, al principio del mes te dio por soplar a la comida antes de metértela en la boca. A veces yo lo hacía para que no te quemases si lo que te ofrecía estaba caliente, pero imagino que tu no sabías la razón y creíste que eso es lo normal y razonable. Ahora, recién cumplidos los ocho meses ya no soplas lo que te vas a meter en la boca, pero soplas de vez en cuando. En ocasiones lo haces sin venir a cuento, otras parece que estuvieses muy aburrida y lo haces acompañando el soplido con un suspiro y las menos consigues hasta silbar.

Desde el día 5 de febrero sabes tirar besitos, y ¡qué bien lo haces! Conseguimos grabarte un vídeo así que cuándo seas mayor podrás ver cómo disfrutabas. Cuándo estás jugando extiendes el brazo con un juguete para que yo lo coja, después esperas a que te lo devuelva y cuándo lo hago sonríes y quieres repetirlo otra vez.

Alrededor del día 8 empezaste a señalar conscientemente lo que querías. Quizás ya lo hacías antes pero yo no me había dado cuenta, pero es que ahora es imposible no hacerlo! Al principio señalabas con la mano abierta y ahora lo haces con el índice. Hemos recorrido toda la casa, jugado con la planta de casa de los abuelos, visto cómo nadan los peces del tío y observado el interior de los libros de papá y mamá. Hablando del dedo índice... un buen día te enseñamos hace un par de meses te enseñamos a poner "1" con el dedito porque la primita iba a cumplir un añito y sin esperanza de que lo aprendieses tan rápido y ahora llevas días que estás toooooooodo el día con el 1 en la mano. Desde que te levantas hasta que te acuestas, a veces parece que dijeses que no.

Además de señalar lo que quieres, tienes muchas otras formas de expresarte. El día 22 estábamos cenando con los abuelos y la abuela cogió una naranja. Tú estabas sentada en la trona y te habías comido ya medio plátano y un buen trozo de pan. Fue ver la naranja y dejar claro, con ruiditos y golpeando la bandeja mientras señalabas y mirabas la naranja, que tú querías un gajo y no dejaste ni la pulpa!

Físicamente se nota que estás más "compacta", finalizando el mes mides unos 72-73cm y pesas 8kg. Tienes mucha más fuerza en las piernas y tratas de "ponerte de pie" si te sostenemos en el regazo. Tienes totalmente controlados los movimientos y reptas hacia delante y hacia atrás. Aún así, sigues prefiriendo llegar rodando a los objetos que tienes más lejanos y quieres conseguir. Los últimos días ya levantas el culete así que imagino que será cuestión de tiempo que te sueltes con el gateo. También has mejorado mucho a la hora de sentarte "sola". Si te pongo la mano como apoyo te incorporas sin problemas tu solita.

Éste mes además hemos ido de viaje a Navarra. No estuvimos mucho tiempo, sólo un fin de semana pero han sido los dos días que más lejos has estado de casa desde que naciste. Te portaste muy bien durante el viaje y la estancia y, a la vuelta, pudimos pasar por Zaragoza a ver a unos amigos y conocer a un nuevo amiguito.

Cómo no nos atrevíamos a darte trocitos estando de viaje ya que comeríamos fuera de casa y te podías poner nerviosa con tanto ambiente (además de que no íbamos a llevar la trona y no era plan de que restregases la comida por la mesa del restaurante) nos llevamos unos tarritos. La primera mitad te la comiste encantada, no así la segunda que dejaste claro que no querías más. Aún así, durante la comida y después de comerte medio "potito" decidiste que querías probar el primero, el segundo, y ¡hasta el postre de mamá! Eres muy rápida y en cuanto me descuido me "robas" parte de lo que tengo en la mano, hasta la cuchara. Así, muy a mi pesar, has probado el yogur, la tortilla de patata y las croquetas de la abuela. En cuanto a la cuchara, al principio al acercártela a la boca resbalabas con los deditos el contenido hacia tu boca y ahora en cuanto me despisto me la quitas y te la metes tu en la boca. Te puedes imaginar la cara de sorpresa de los camareros y el resto de comensales al ver comer cosas "de mayores" a una niña tan pequeñita. Yo misma me sorprendí cuando te pillé haciendo pinza para coger un granito de arroz! Ah!! ¿sabes qué? en muchos restaurantes ya te cuentan como comensal y te traen tu trona sin pedirla. En uno, incluso, nos trajeron la carta del menú infantil.

Otra cosa importante que ha ocurrido éste mes es que dos de las bisabuelas han cumplido años y hemos ido a celebrarlo con ellas. Imagínate lo contentas que se han puesto al poder jugar contigo, yo creo que más que cumplir años los han rejuvenecido de golpe sólo con tus sonrisas :)

Eres una cotilla y te asomas todo el rato para ver qué pasa o dónde va alguien que antes estaba a tu lado. También eres una cotorra y te pasas el día diciendo mamá. Debe ser que me quieres mucho, porque en cuanto desaparezco de tu vista lloras hasta que me ves de nuevo, angustia de separación dicen que se llama.

En cuanto al sueño, parece que duermes mejor que los meses anteriores y te despiertas mucho menos, una vez alrededor de las 4 y otra a las 8. Aún así, ha habido una noche, la única desde que naciste, que no hemos dormido bien. Te despertaste a las 4, pero decidiste que era mucho mejor ponerte a cantar y a jugar con los barrotes de la cuna que seguir durmiendo. Al final tuvo que ser papá el que te durmiese en brazos después de que estuviésemos tú y yo un rato jugando en el salón para dejarle dormir. Sigues durmiéndote tarde, "amaneciendo" sobre las doce y echándote tres o cuatro siestas de veinte o treinta minutos a lo largo del día.

Se me olvidaba: el día 20, a 4 días de cumplir los ocho meses, un nuevo diente (el incisivo superior derecho) rompió tu encía! No tuviste fiebre, ni irritación, ni más babas... Simplemente apareció.

Y creo que no hay nada más que contar. Estoy deseando ver que nos deparará el próximo mes. Te quiero mucho chiquitina!

También te puede interesar

9 comentarios

  1. Ooooh 8 meses y ya robando croquetas de tu plato! Esta niña sabe lo que quiere jaja! Quién quiere un potito, teniendo la comida de mamá que está mucho mejor? :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy del plato... de la mano según te lo llevas a la boca!! Tiene una velocidad increible y es que cuando quieres reaccionar ya se lo ha metido en la boca!! jajaja

      Eliminar
  2. ay! que de cosas parecidas!!!! BLW, rodar, soplar, dientes... Eso sí L duerme mejor que la bebita por lo visto!!
    A la beba tb nos la llevamos de viaje, y le encanta ir a sitios nuevos, se pega el día observandolo todo. Así que pasaste por Zgz... que yo soy de zgz, la próxima sería genial coincidir y desvirtualizarnos!!! Feliz cumple mess!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, la próxima te aviso. Sólo estuvimos un par de horas comiendo con un amigo al bajar de Navarra pero está pendiente un fin de semana entero por allí (dando la lata a los maños XD)

      Eliminar
  3. Lo de la comida me alucina!! Qué bien no?? es una campeona!!!! Ahora que dices lo de señalar caigo en que ciruelilla muchas veces estira los brazos y hace ruidos tipo eh eh eh y quizás esté señalando algo y no me he dado cuenta!!!!! Prestaré más atención. Por lo demás como siempre ciruelilla va pisándole los talones a miss L y en nada empezará a hacer las cositas que cuentas! qué bien!!!
    voya enseñarle a lanzar besos, hasta ahora le he enseñado a darme "besitos" a mí. que en realidad es una especie de pedorreta en mi mejilla cuando la acerco y le digo "besito" .. lo ha apendido muy bien! Los bebés son tan listos a pesar de ser tan chiquitos... !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. qué graciosa con la pedoreta!! jejeje. Son cómo esponjas así que hay que aprovechar :)

      Eliminar
  4. ¡Qué de novedades! Me recuerda a mi peque, hay cosas que aún no hace, pero vamos camino de ello. También le han salido algunos dientecitos, son de monas cuando ríen, ¿verdad?
    Lo de que coman cosas de mayores es una ventaja, créeme, no tienes que andar pendiente de los purés y si sales de casa, sabes que puede comer lo que haya. Es genial!!!

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Qué diferencia abismal entre lo que hace mi bichilla de 3 meses y la tuya con 8. Yo no dejo de sorprenderme con estos posts por lo rápido que aprenden cosas nuevas.

    ResponderEliminar
  6. Ajajajja que ricura, comiendo ya la comida de la mami!

    ResponderEliminar