Quinto mes

27.11.13 / 1 comentario

¿Cómo se puede querer tanto a alguien tan chiquitito? Parece que llevases toda la vida conmigo y apenas son 5 meses, pero sólo se que ya no imagino mi vida sin ti.



bebé de cinco meses

Me encanta dormir a tu lado, despertarme y verte durmiendo tan tranquila y que, cuando despiertas, me dediques esa sonrisa sincera llena de alegría porque estoy ahí. En ese momento, ¡soy la persona más feliz del mundo!

Durante éste mes has aprendido muchas cosas y ha habido grandes hitos en tu, aún, corta vida:

  • Empezamos el mes con la visita a la enfermera y las vacunas de rigor. Lloraste un poco, pero tuvimos suerte y todo quedó ahí. No te hicieron ninguna reacción. Pesabas 6.685kg y medías unos 65cm. Hoy hemos vuelto a medirte y pesarte y estás en 7.300kg y 67,5cm.

  • Durante todo el mes, además de "ajo" y pedorretas varias, has empezado a pronunciar sílabas sueltas y hacer "gorgoritos". Cuándo estás llorando desconsolada y quieres mimos, a veces, suena algo como "ay, mama". Está claro que no es un mamá consciente (y tardará mucho en serlo) pero yo me derrito igualmente.

  • Desde hace tiempo yo te colocaba boca abajo cuando estabas despierta y jugábamos juntas. No aguantabas demasiado, pero ahora aguantas mucho más de un minuto! Intentas reptar para conseguir algún juguete cercano y si no lo consigues te enfadas mucho. Vamos, que dónde pones el ojo pones la mano lo que es algo muy importante.

  • Te encanta que te cuente cuentos. Siempre te ha gustado y, de vez en cuando, ríes a carcajadas cuando lo hago. Sin embargo, éste mes querías coger los dibujos del papel (y los de las telas, y los del suelo del corralito....) y como no puedes te frustras, me miras desconcertada y a veces protestas. Pero cariño, yo no puedo hacer nada!! No se por qué hay "profesionales" que dicen que hay que decir "no" a casi todo a los niños para que sepan lo que es la frustración si, tarde o temprano, ya lo aprendéis vosotros solos sin que podamos hacer nada.

  • Desde hace meses te gustaba mirar el espejo, pero ahora también "hablas" con tu reflejo y estiras el bracito para tocarlo. Te gustan, además, los objetos brillantes y si te llevamos en brazos te "lanzas" a por los picaportes de las puertas :)

  • Éste més ha habido muchos cambios!! El día 15 estrenamos sillita. Yo no era muy partidaria de hacerlo hasta que no cumplieses los 6 meses pero no cabías estirada en el capazo y acababas impulsándote con los pies y el cuello doblado, así que hubo que hacer el cambio. El primer día te asustaste mucho. Coincidió, además, que hacía mucho frío y hubo que estrenar abrigo porque en la silla no vas tan resguardada, así que, te pasaste todo el paseo con cara seria y sin moverte. Con lo que te mueves tú siempre!! Por ahora, vas totalmente tumbada por lo que no hay mucha diferencia respecto a cómo ibas antes, pero para finales del mes que viene quizás te empecemos a sentar un poquito más.

  • El día siguiente te pusieron los pendientes. Yo no quería pero al final cedí. Nunca te había escuchado llorar así, con esa pena e incomprensión. Me costó un buen rato poder calmarte, pero al final lo conseguí. Menos mal que no te han dado problemas!! y la verdad, es que estás muy guapa con ellos ;)

  • Ese fin de semana, en tan poco espacio de tiempo, pasaron muchas cosas. El día siguiente jugando contigo descubrí que había roto la encía tu primer diente!! y unos días después el segundo. Qué mayor!! Siempre han dicho que el babeo va asociado a la salida de los dientes, pero éste mes babeas mucho menos y apenas te chupas los deditos o la mano. Tampoco has estado "rara" ni te ha dado fiebre.

  • Hasta el día 20 más o menos si yo te ponía boca abajo intentabas girarte y estando hacia arriba a veces aparecías boca abajo. Lo que hacías mucho era girar como un reloj. Sin embargo, éste día fue otro hito importante, empezaste a ponerte boca abajo de forma espontánea y conseguir liberar el bracito que quedaba debajo de ti tú solita. Desde entonces te pasas el día haciendo la "croqueta". No paras!! Si te cogemos en brazos cuando estamos sentados quieres sentarte tu también, ya no sirve que te acunemos como cuando eras "pequeñita".

  • En el baño sigues encantada. Es tu momento preferido del día y más ahora que has descubierto que el agua suena y salpica. Es meterte en la bañera y empezar a golpear el agua con las manitas. Ultimamente hemos incorporado algún juguetito y no quieres salir!! 

  • El mes pasado habías descubierto tus pies y te quitabas los calcetines, pero ahora te los llevas a la boca y no paras de jugar con los deditos.

  • Si cuando te despiertas nos ves nos dedicas una sonrisa, pero si no ves a nadie te quedas calladita sin moverte del sitio observando tus manos, que te encantan, o tus pies. Después de un buen rato si no aparece nadie a tu lado empiezas a canturrear.

  • Ahora es mucho más fácil saber qué necesitas. Si quieres que te aupemos extiendes los brazos hacia nosotros, si tienes sueño bostezas diciendo un "aaaaaa" taaaaan dulce... Si quieres comer me miras allá dónde esté y si estás cerquita de mi directamente rebuscas en mi pecho para dejar claro lo que quieres :) Si te preguntamos si quieres algo haces ruiditos como si quisieras contestar y, a veces, cuando "acertamos" te quedas quieta y callada. Parece que nos entendieras!!

  • Te interesas de una forma clara por lo que comemos papá y mamá. Cuando te damos las vitaminas quieres coger la cucharita para ver que contiene y llevártela a la boca tú sola. Lo mismo pasa con los vasos!! Si te acercamos un vaso vacio lo enganchas con tus dos manitas y te lo llevas a la boca. Verás el mes que viene cuando empecemos con los sólidos! :) Un día te deje probar un poco de manzana  y desde entonces cada vez que ves una pides un poquito. Yo te dejaba rechupetear, pero es que me cogías de las manos y te llevabas el trozo a la boca!! Menuda la que se lió cuando se terminó y no había más... Nos costó un montón consolarte y es que, al parecer,  te encanta!
Parece que los bebes en los primeros meses cambian mucho de un día para otro, pero lo de éste mes ha marcado un antes y un después. ¡y lo que nos queda! Me encanta redescubrir el mundo a través de tus ojos, princesa.


También te puede interesar

1 comentario