Crónica de mi parto (parte I)

8.7.13 / 7 comentarios

Dos semanas después, por fin, saco un hueco para contaos como fue el nacimiento de Miss L. Ya os adelantaba que si tuviese que definirlo en una única palabra sería largo. Fue un parto largo, muy, muy largo... Intentaré recordarlo todo, pero hablándolo después con R me he dado cuenta de que tengo serias lagunas. Yo estaba allí, pero mi cabeza no estaba. Hay cosas que recuerdo con total nitidez, pero otras son como si las hubiese vivido otra persona.

Como ya sabréis, estabamos pasadas de fecha y yo no quería un parto inducido por lo que teníamos que ir a monitores y eco cada 48h. Nos pilló un fin de semana por medio, por lo que la revisión la haciamos a través de urgencias.

Fuimos el sábado 22 y todo seguía ok. Llevaba toda la semana con contracciones más o menos regulares de intensidad 90-100 que yo solo notaba porque la barriga se ponía dura. Sin embargo, éste día las contracciones rondaban los 20-50 y aunque no eran dolorosas, empezaban a ser perceptibles. Nos sorprendió y preguntamos a la doctora que nos dijo que no eran el mismo tipo de contracciones y que no siempre el dolor va unido a la intensidad de la contracción. Que ellos lo que buscan es que sean regulares más que la intensidad en si y que no me preocupase que aunque mis reglas fuesen dolorosas y mi madre muy rápida en los partos me daría cuenta cuando llegase el momento. Salimos del hospital y nos dimos un buen paseo.

En la madrugada del sábado al domingo, a eso de las 5 am me desperté por el dolor. Empecé a dar vueltas por casa, a cambiar de postura y nada, no paraba, y, cada vez, era más seguido y más fuerte. Se me agarraba cada contracción a los riñones y no se calmaba ni con calor seco. Si me tumbaba aún eran más fuertes. ¿Estaría de parto? Ante la duda y dado que ya estábamos de 40+4 nos fuimos al hospital. Pronóstico: pródromos de parto. Cuello muy posterior borrado un 30% y permeable a punta de dedo. Que me podía tomar lo que quisiera para el dolor porque no me iba a hacer absolutamente nada... y que no pensaban que tardase mucho en ponerme de parto realmente.

Domingo por la tarde. Sigo con contracciones cada 3 minutos y siguen agarrándose a los riñones. Tengo las lumbares que no las siento y el cuerpo totalmente contracturado por el dolor. Ya no se qué hacer. No es que duela mucho, de hecho he tenido reglas mucho peores, pero el martilleo constante en la misma zona me hace desesperar. A medio día pierdo el tapón mucoso y desde entonces sigo manchando.

Madrugada del domingo al lunes. Ni las duchas de agua caliente, ni el calor, ni los paseos, ni los cambios de postura ni el "AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA" recomendado por Bielmum. Nada hace efecto y cada vez va a peor. Llevo así más de 24h y decidimos volver a urgencias. Pronóstico: Pródromos de parto. Cuello posterior borrado 50% permeable a un dedo. Seguimos sin estar de parto!!! Pero nos dice el doctor que si sigo igual que vuelva en tres o cuatro horas, que ésto pinta bien.

Volvemos a casa, me tumbo para intentar descansar y de repente noto un globo explotar dentro de mi. La bolsa!!! De un salto me incorporé y sali corriendo al baño. Aguas... ¿amarillas? el salvaslip para el manchado está amarillento pero el resto de la ropa no tiene mancha. Están teñidas o es parte del tapón? Ante la duda volvemos a urgencias. Vivimos a escasos 900m del hospital, así que haría menos de 45 minutos que habíamos salido de allí y con tanta ida y venida a estas alturas ya nos habiamos hecho amigos de los de admisión.

Efectivamente, bolsa rota. Nos quedamos! A día de hoy sigo sin saber cuándo se supone que debería haber ido por estar de parto! Juro que me dolían igual los pródromos que las contracciones de después!! Solo que las "últimas" estaba taaaaaan cansada (y desesperada...) que se hacían mucho menos soportables.

También te puede interesar

7 comentarios

  1. Ufff que dolor!!!
    Bueno...sigo en espera de que la continuidad de la historia!!!

    Moagssff

    ResponderEliminar
  2. Jo, seguro que ni me puedo imaginar, pero yo también tengo reglas muy dolorosas... uuuff!!! estoy segura de que fuiste toda una campeona!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Qué dolor! Eres muy valiente. Es normal que tengas algunas lagunas y no puedas recordar todo, parece que han sido unas cuantas horitas.

    Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
  4. Sí que pinta largo... vaya pródromos!! Yo empecé directamente con el parto, sin dolores previos. Deseando seguir leyéndote!!

    ResponderEliminar
  5. Campeona! Las ganas que tengo de leer las siguientes partes. Espero que Miss L. Te deje. Como te encuentras?

    ResponderEliminar
  6. Aix estoy asustadita, si asustadita, porque esto de no saber exactamente cuándo va a empezar, cuánto durará, si voy a ser tan doloroso como dicen............ eso de no saber me tiene......... Espero seguir leyendo para enterarme bien de todo.

    Besotes guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que no!! que luego no es para tanto!! Hombre, en el momento igual no es muy agradable pero realmente se te olvida todo! Al final es como un sueño del que recuerdas partes con un final muy feliz ;)
      Lo malo es la incertidumbre de cuándo será, pero por algún extraño motivo cuando llega el momento pierdes todos los nervios y estás concentrada en tu mundo y con una tranquilidad pasmosa.
      Y recuerda que prácticamente todas las mamás repiten!!! :)
      Besotes!

      Eliminar