¿Inicio de parto espontáneo o inducción?

10.6.13 / 10 comentarios

La entrada de hoy habla del inicio del parto, si es mejor esperar a que se inicie de forma espontánea o hacer una inducción. La pregunta me vino a la cabeza cuando el otro día estuve mirando cómo va la encuesta que tengo activa en el blog sobre "Cuándo y cómo fue vuestro parto" y cada vez que entro en un grupo privado de facebook en el que participo de mamás para junio.


¿inicio del parto inducido o parto espontáneo?


En la encuesta (30 votos) gana el parto inducido con un 50%. En el grupo si el inicio del parto es espontáneo o si es un parto inducido no lo están teniendo en cuenta, pero si si es vaginal o cesárea.

De las que han dado a luz hasta el momento (unas 25) ganan las cesáreas superando, por poco, el 50%. Algunas si fueron por necesidad, pero otras son porque "el bebé es grande", había cesárea previa, en la semana 40 aún no había ni rastro de contracciones, "llegar a término puede ser peligroso, mejor lo programamos en la 39", "estás en urgencias cada dos por tres y nos cansamos de escucharte" y otras joyitas varias.

Y, ¿qué tiene que ver una cesárea con un parto inducido estarás pensando? Pues aparentemente una cesárea poco o nada tiene que ver con parto inducido -aunque muchas inducciones terminan en cesárea- pero si tomamos el término inducción como "finalización externa del embarazo antes de tiempo" entonces si podríamos considerarlas como inducciones y llegar a la conclusión de que en ambos grupos alcanzan el 50%.

Que las cesáreas alcancen tal cota no me sorprende vistas las estadísticas de los últimos años, pero me cabrea!! y más cuándo la OMS recomienda que no pasen de un 10%. En cuanto a la tasa de parto induccido no tenía claro si la OMS se había pronunciado así que me he puesto a investigar.

¿Qué dice la OMS sobre el parto inducido?

Un parto inducido es aquél que se inicia de forma artificial habiendo sido provocado por geles de prostaglandinas y/o oxitocina sintética. Según la OMS, éste tipo de partos deben limitarse a determinadas indicaciones médicas y siempre que el riesgo de continuar con el embarazo supere al de finalizarlo ya que altera el proceso en si y suele aumentar el riesgo de más intervenciones. Además indica que "ninguna región geográfica debe tener un índice de partos inducidos mayor al 10%". (mismo porcentaje que para las cesáreas!)

A grandes rasgos, la inducción puede ser por 2 grandes motivos, el primero es por necesidad médica de la madre o del bebé y el segundo por conveniencia personal de la madre (la OMS y el  Colegio Americano de Obstetricia y Ginecología, ACOG, desaconsejan ésta razón).

Aún cuando el embarazo se ha considerado a término, la inducción tiene sus riesgos. El parto es un proceso natural e involuntario que no necesita de ninguna intervención para tener lugar. A día de hoy, se desconocen los mecanismos exactos que lo desencadenan, pero, el hecho de que empiece de forma espontánea significa, en la mayoría de los casos, que el organismo de la mujer está preparado y el bebé listo para salir. Sin embargo, al provocar el parto artificialmente se fuerza al cuerpo a realizar un proceso para el que aún no estaba preparado lo que conlleva más posibilidades de acabar en un parto instrumental o cesárea.

"Salir de cuentas" no es una razón para una inducción ya que sólo el 5% de los  bebés nacen en la fecha prevista y se considera "a término" un bebé nacido entre la semana 37 y 42. Si se llegase a la semana 42 sin que se hubiese producido el parto se podría seguir esperando a que el bebé decida salir, eso si, con controles frecuentes que verifiquen que todo sigue bien. En cualquier caso, debemos pensar que si realmente hubiese un motivo de urgencia no probarían con una inducción; iríamos derechitas a quirófano para una cesárea.

Si aún así el médico propone una inducción debemos saber que, para poder tomar la decisión, existe un método llamado "test de Bishop" que puntúa el borramiento, consistencia, posición y dilatación del cuello del útero, así como la altura de la presentación de la cabeza del bebé. Si se obtienen 4 o menos puntos en el test de Bishop se considera que el cérvix está inmaduro -y la inducción podría fallar- por lo que debería madurarse previamente con prostaglandinas. Si se obtienen más de 7 puntos en el test de Bishop la probabilidad de éxito en la inducción es alta.


¿Conocías los riesgos del parto inducido? ¿Y el test de Bishop? ¿Tuviste un parto espontáneo o inducido? ¿Acabó en cesárea? Cuéntanos tu experiencia y si te ha gustado esta entrada no olvides compartir ;)


Para más información sobre razones, riesgos y contraindicaciones de las inducciones puedes ir aquí.



También te puede interesar

10 comentarios

  1. Muchas gracias por compartir!! Muy interesante!! Estás a punto de caramelo!! ¡¡Espero que no haga falta ni inducir ni cesárea!! Un besazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa!! cómo vas?
      Eso espero yo... nos pasamos medio embarazo esperando que no se adelante y ahora casi a término "rezo" todos los días para que no se atrase más allá del margen que dan sobre la fpp... ains!! :)

      Eliminar
  2. Me ha encantado, la verdad es que estas cosas nadie te las cuenta, solo te atienes a ellas y las sufres en silencio (o no) cuando te toca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias guapa! a mi es un tema que me está preocupando mucho ultimamente... a ver cómo acaba la cosa ;)
      Un besote

      Eliminar
  3. En mi primera visita con la ginecóloga ya me dijo que si en la semana 42 no ha nacido el bichillo hay que sacarlo sí o sí, nada de seguir con los controles ni esperar más tiempo. Supongo que será una medida de ahorro en tiempos de crisis...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se... pero será más cara una inducción con goteros, personal y demás que esperar sin más, no? aunque igual si se complica acaba siendo más caro! ni idea!! a mi no me han dicho nada seguro... sólo que vuelva en la 41 si no ha nacido y van viendo... ains! qué nervios!
      besotes

      Eliminar
  4. Me encanta el post!!cuanta informacion

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado. Has pinchado el enlace? Hay mucha más info y toda de la mano de una matrona con bibliografía y todo! :)

      Eliminar
  5. Siempre dándonos un montón de información, tengo que ponerme al día :-)
    Todo esto no nos lo explican los médicos, sería tan sencillo saber si induciéndotelo lo puedes tener o no con el test que dices, sin tener que hacerte pasar por todo ello........ sorprendente.

    Besotes,

    ResponderEliminar
  6. Pues a mí en la 38 me lo inducen por la diabetes gestacional. Dicen que está muy grande (3,5 kg) la verdad es que yo aún tengo esperanzas, a ver si tengo suerte y en estos 5 días que me quedan se decide sólo el chiquitín. Tengo verdadero pánico a la cesárea... :(

    ResponderEliminar