Analgesia epidural

11.3.13 / 18 comentarios

Cómo te dije el otro día, en nuestra visita al paritorio del hospital que hemos elegido, la anestesióloga nos habló de métodos farmacológicos para evitar o minimizar el dolor del parto. Entre ellos la analgesia epidural. Cómo en más de una ocasión futuras mamás me han preguntado por el tema, voy a tratar de hacer memoria y contarte lo que pueda.

Editado Julio 2015. Desde que publiqué por primera vez este artículo en marzo de 2013 he recibido varios comentarios de médicos anestesiólogos que estaban en desacuerdo con parte de la información. A todos ellos les he ido invitando a ampliar y corregir el texto ya que yo no soy una experta en el tema, pero soy la primera interesada en que la información del blog sea lo más veraz posible. Finalmente he conseguido corregir los datos erróneos o incompletos gracias a la inestimable ayuda de la Dra Jomeini que próximamente abrirá un blog dedicado totalmente al tema de la analgesia epidural para poner un poco de luz a toda la información, muchas veces errónea, que se puede encontrar en la red.


En primer lugar nos contó que el dolor es algo subjetivo y que no todas las personas responden igual al mismo dolor o a la misma intensidad del mismo, que hay quién pide la analgesia epidural porque realmente siente dolor y quién lo hace por miedo a que le duela. Es verdad, pero también lo es que el dolor del parto está etiquetado como dolor severo, comparable al de un enfermo de cáncer o al de una fractura.

En principio, la analgesia epidural se puede poner desde el minuto 0, pero lo suyo es administrarla cuando el parto está instaurado, alrededor de los 5cm 2cm de dilatación.

¿Qué es la analgesia epidural? ¿Cómo funciona?


anestesia epidural

La analgesia epidural es un tipo de analgésico local que se introduce mediante una aguja en el espacio epidural. De éste modo se bloquean las terminaciones nerviosas en su salida de la médula espinal. Es decir, la epidural no elimina el dolor, lo  bloquea cortando la "autopista" de comunicación entre el foco del dolor y el cerebro que al no recibir las señales no se entera de que te duele.

Un error común es pensar que el camino queda cortado en ambos sentidos, por lo que lo que el cerebro envíe a la zona tampoco llegará. Sin embargo, la realidad es que la señal dolorosa está mediada por la médula espinal por lo que la analgesia epidural bloquea la señal dolorosa -y solo ésta-  de modo que no se siente dolor, pero toda señal que el cerebro emita llegará perfectamente al resto del cuerpo.


 ¿Cómo se administra la analgesia epidural?


como se pone la epidural

Para poner la analgesia epidural la mujer debe estar sentada, con la espalda lo más arqueada y quieta posible. Ésto a veces es difícil ya que hay que tener en cuenta que se tienen contracciones dolorosas cada poco tiempo y que el bebé ya está encajado con lo que la posición no resulta nada cómoda.

En todo caso (sea el tipo de analgesia del parto que sea), es necesario contar con material estéril, tener controlada la tensión arterial, la colocación de una vía y monitorización fetal constante desde que se administra hasta el final del parto. 


¿Y si tengo tatuajes, puedo ponerme la epidural?


El problema de los tatuajes es que parte de la tinta se introduzca con la aguja hacia el espacio epidural y pueda provocar una infección. Hace años, en caso de tatuaje en la zona de punción se buscaba un hueco sin tinta y si no lo había se cambiaba la zona para introducir la analgesia más arriba.

La Dra Jomeini me cuenta que esto ya no es así. Al parecer, hace ya dos años, gracias a un estudio con muchos casos, se vio que el tener un tatuaje en esa zona no contraindica la epidural en absoluto. No hay riesgo de meningitis química que era por lo que no se ponían antes.


¿Cuándo se pone la analgesia epidural?


Se pone cuando el parto ya está instaurado, es decir, existe una dilatación de unos 5 cm 2cm y las contracciones son regulares y dolorosas. El límite para administrarla suelen ser los 8 cm ya que la técnica requiere unos preparativos y la analgesia necesita entre 10 y 20 minutos para hacer efecto.

En caso de que se necesite un efecto inmediato, lo que se pone es una espinal con poca cantidad de anestésico para que el expulsivo no sea doloroso.


¿Se puede administrar siempre la analgesia epidural?


No. No está indicada si no hay ninguna zona libre de tinta en caso de tener tatuajes, si los niveles de coagulación sobrepasan un límite de seguridad (por eso en la analítica del tercer trimestre piden parámetros de coagulación), en parturientas con ciertas patologías como obesidad -a veces la aguja no llega a la columna por la cantidad de grasa- o ciertas cardiopatías, o si el parto está tan avanzado que no va a dar tiempo a que haga efecto.


¿Cuánto dura el efecto de la analgesia epidural?


Una de las dudas que teníamos muchas de las presentes era la de la duración de la analgesia . Resulta que no es un pinchazo con una duración determinada. En la punción se deja colocado un catéter por el que va pasando la analgesia controlada por un gotero. De éste modo, se administra mientras sea necesaria. Además, el propio gotero tiene un "cacharrito de emergencia" que da la posibilidad de una dosis "extra" al apretar un botón. No hay que tener miedo de "pasarse" apretando el botón porque está programado para que no haya riesgo de sobredosis. Si notas que la analgesia que te llega por el catéter es insuficiente y tienes que presionar el botón más de lo que te gustaría, bastará con que avises de nuevo al médico para que ajuste la dosis.

He leído en varias fuentes distintas que no es conveniente emplear la epidural durante más de cuatro horas seguidas ya que se incrementan los riesgos. Sin embargo, la Dra Jomeini me cuenta que eso es totalmente falso. La epidural se puede utilizar durante todo el tiempo que tú quieras. El problema es que cuando el parto se prolonga con la bolsa rota, existe un riesgo de infección para el bebé y puede hacerse necesaria una cesárea.

 

Tipos de analgesia epidural


En realidad no es que sean varios tipos, pero si se obtienen diferentes resultados en función de la dosis suministrada. Actualmente la dosis se baja según se acerca el expulsivo para que se puedan notar las ganas de empujar y facilitar el trabajo. Sin embargo, también existe lo que se denomina "walking epidural" y "anestesia epidural"

La walking epidural, cómo la palabra indica, permite caminar aún con la zona anestesiada. No es tan efectiva con el dolor, pero elimina el inconveniente de tener que quedarte obligatoriamente en la cama. La administración es exactamente que la epidural "stándar" que se consigue simplemente aumentado la dosis.

Si el parto acaba en cesárea y ya estaba administrada la analgesia epidural será necesario elevar la dosis, pasando a denominarse anestesia epidural. El desconocimiento hace que todos los no entendidos en el tratamiento del dolor confundamos los nombres y llamemos anestesia epidural a lo que en realidad es analgesia.

¿Puede administrarse la anestesia epidural en caso de urgencia?


Si ya está administrada y hay una urgencia que termina en cesárea suele emplearse la misma epidural administrando una "mega-dosis" a través del catéter. Si no se había realizado la técnica hasta el momento se puede recurrir a otro tipo de anestesia como la anestesia intradural. 


Ventajas e inconvenientes de la anestesia epidural


La principal ventaja es que el dolor desaparece, lo que alivia la ansiedad y permite disfrutar del parto. Además, es una gran ayudar para a algunas mamás a las que les duele tanto que hiperventilan por el dolor produciéndose una disminución de oxígeno en el bebé que puede llegar a dañar al feto. En algunos casos, los efectos pueden durar un tiempo después del parto haciendo que los primeros entuertos sean menos dolorosos. Además la madre está despierta en todo momento, algo que no ocurre con otras anestesias.

Inconvenientes son que en algunos casos no llega a hacer efecto, aunque en muchas ocasiones tiene solución. Si ha quedado una zona "parcheada", se puede retirar el catéter y poner un bolo a ver si se consigue cubrir el hueco. También se puede volver a pinchar en otro nivel. Otro de los inconvenientes es que se adormezca tanto la zona que no se noten  los pujos o se duerman las piernas y acabes más preocupada de lo que estás sintiendo -o no sintiendo- que del parto en si. Esto puede deberse a un exceso de dosis, pero no es algo habitual. Sin embargo, para mi, el mayor inconveniente es que la anestesia epidural te "obliga" a estar encamada y con vía durante todo el tiempo. Aunque puedas elegir postura en la cama, no es lo mismo que si te puedes mover libremente...


 Efectos secundarios y problemas asociados de la anestesia epidural

  • Punción accidental de la duramadre. Si la parturienta da un respingo o se mueve bruscamente, el médico podría pasarse de la zona epidural tocando la médula espinal. En éste caso te avisarían porque debes estar en reposo durante unos días para evitar problemas como fuertes dolores de cabeza hasta que se recupere el escaso líquido cefalorraquídeo que se perdió en la punción accidental. Esto dejó claro que no suele ocurrir, pero puede pasar.
  • Qué no se alcance a la primera la zona y sean necesarios varios pinchazos para poder administrar la anestesia.
  • Aumento de la duración de la fase de dilatación. Según la doctora no había documentación suficiente al respecto, pero si se observaba un ligero incremento en la duración. Estudios recientes dan a entender que el aumento de la duración es de escasos diez minutos y que, generalmente, se debe a la madre está más relajada y puja con menor precipitación al no sentir dolor.
  • Hipotensión, mareos (para evitar una bajada brusca de tensión que pueda afectar al feto simultáneamente a la anestesia se administra suero por vía intravenosa). Sin embargo, en los casos de hipertensión está muy indicada ya que al bajar la presión sanguínea, la tensión se estabiliza en límites normales
  • Dolor en la zona de la punción o infección en la zona.
  • Fiebre materna intraparto
  • Sufrimiento fetal, alteración de la frecuencia cardíaca fetal. Solo en el momento de ponerla. Enlentece brevemente la frecuencia cardíaca por la hipotensión materna, después no afecta.
  • Debilidad, entumecimiento (poco frecuente).

Algunas fuentes hablan de otros efectos secundarios muy llamativos que pueden hacer que llegues a replantearte el uso de la anestesia epidural. La Dra Jomeini nos ayuda a aclarar punto por punto estas falsas creencias sobre la epidural:

  • Dolor de cabeza. Solo en caso de punción de la duramadre
  • Malposición de la cabeza fetal por relajación de la zona pélvica. Esto es totalmente falso
  • Reducción de la intensidad y eficacia de las contracciones uterinas. Se tiende a creer que epidural y oxitocina van de la mano. Sin embargo, las contracciones son independientes de la anestesia y se pone oxitocina para acelerar el parto independientemente de ésta.
  • Aumento de la duración de la fase de expulsivo debido a pujos inefectivos. Los pujos no son inefectivos con la epidural a no ser que se hayan pasado de dosis mucho, mucho, mucho.
  • Incremento de la probabilidad de parto instrumental (ventosa o fórceps) y/o cesárea. Está demostrado que esto no es cierto. La epidural no aumenta el riesgo de parto instrumentado.
  • Picores, temblores, escalofrios, naúseas y/o vómitos. Pueden aparecer, pero son producidos por la hipotensión o la hiperventilación, no por la anestesia epidural.
  • Incontinencia urinaria post-parto porque la zona sigue adormecida. El efecto de la epidural desaparece al retirar el catéter o, como mucho, una media hora después. Si se produce incontinencia pasado este tiempo será por problemas de suelo pélvico secundarios al parto: feto grande o parto instrumental
  • Dolor de espalda post-parto. Al desaparecer el efecto de la anestesia puede reaparecer un dolor que ya existía, pero la causa no es la anestesia epidural en si. Es cierto que a veces puede doler el punto de punción hasta una semana después, pero un dolor ciático no es secundario a la epidural. Este tipo de dolor, probablemente se deba al peso de la barriga y a la posición en la que se empujó. 
  • Se dice que excepcionalmente puede provocar lesiones nerviosas o de tipo cardiocirculatorio. La doctora nos tranquiliza diciendo que no, no puede ocurrir.
  • Convulsiones, parálisis, shock anafiláctico. La realidad es que convulsiones y parálisis no ocurren nunca -a no ser que la mujer tenga algún problema neurológico anterior- y shock anafiláctico solo en caso de alergia a los anestésicos locales.


¿Tienes dudas acerca de la epidural? ¿Conocías los efectos secundarios reales? ¿Y las falsas creencias? ¿usaste o vas a usar anestesia epidural en tu parto? Cuéntanos tu experiencia! :)


También te puede interesar

18 comentarios

  1. A mí me la dieron con Reckless y me fue genial!!! Estaban en dudas porque llevaba las plaquetas bajas (el límite inferior son 150 mil/mm3 y yo tenía 56, pero Manolo, el anestesista, me la puso con mucho arte). Vamos, que si el siguiente parto también puedo, me la pongo sin dudar. No me dolió nada de nada, de hecho estaba dormida mientras dilataba, y aunque no notaba mucho los pujos, como te van guiando, sin problemas. Y ningún efecto secundario después, así que una maravilla.
    Asusta la postura y que te dicen NO TE MUEVAS, es un momento tenso, pero yo no noté nada y fue muy bien, así que buena opinión por mi parte.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué valiente Manolo!!! No todos se hubiesen atrevido a ponértela por si hay alguna complicación!! :)
      Un besote

      Eliminar
  2. Pues yo fui una de las que se la puso "por si acaso me dolia" porque aunque me indujeron el parto y estuve con unas contracciones enormes cada minuto, a mi no me dolían, solo sentía como un retortijon, pero....a los 6 cm de dilatación pedí que me la pusieran, porque aunque no me doliese para ello, yo pense que eso de parir tenía que doler y yo preferia hacerlo sin dolor y disfrutar del momento y así fue...La epidural me la pusieron muy bien, no sentia dolor pero si la contracción levemente y podia apretar y al final mi peque no coloco la cabeza bien en el ultimo plano y le sacaron con forceps, pero vamos que empujar yo podia empujar porque el pobre nacio con un cefalohematoma(chichon en la cabeza) de "chocarse" con mi pelvis al empujar yo y no tener la cabecita bien colocada aisss pobre. En fin que yo creo que ponersela o no es una decision personal y que a cada una le puede hacer uno u otro efecto o sentarle mejor o peor, pero yo si tuviera otro peque me la ponia seguro. Besoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ains, pobre con el chichón!! Pues eres una campeona porque dicen que las contracciones que se producen cuando inducen el parto son mucho más dolorosas que cuando son "naturales". Yo no se que haré! Por un lado me gustaría que fuese lo más natural posible o usando otras alternativas farmacológicas a la epidural, pero hay que estar ahí!! Igual luego no aguanto los dolores y la pido a gritos!! jejeje. Ya os contaré! Un besote

      Eliminar
  3. uf, yo tengo clarísimo que si me duele la pido. Punto. Una mezcla de sé desde ya que la voy a pedir para evitar que me duela (como cuando me tomaba un ibuprofeno antes de que me empezara a doler mucho la regla) Y porque aunque suena muy bonito lo del parto natural creo que no estoy preparada para sufrir por gusto existiendo algo que pueda aliviar un poco el dolor...
    Ahora bien, admiro a quien opta por no ponérsela.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cómo se dice por ahí no es lo mismo dolor que sufrimiento... El dolor no te lo va a quitar nadie (más que nada porque la epidural no te la van a poner hasta que las contracciones no sean rítmicas y dolorosas...) pero si llega un punto en el que no puedes más, sufrir por sufrir, es tontería ;)
      besotes!

      Eliminar
  4. Ojalá yo pudiese decidir, lo mio va a ser cesárea siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo una malformación en el útero y todas las papeletas de que el bebé se presente en podálica por falta de espacio, y no se pueda girar. Vamos eso es lo que me han dicho.

      Eliminar
    2. Puff, pues vaya!! Aunque vete tú a saber, igual se daría la vuelta antes de tiempo y se quedarñia ya así!

      Eliminar
  5. Si, yo me la puse en los dos partos.
    Antes de darmela senti el dolor de las contracciones durante las primeras horas y la verdad es que no tenia ganas de sentir dolor, queria disfrutar y relajarme durante la llegada de mis hijos. No tenia ganas de sufrir si se podia evitar.
    No me siento menos mujer por no querer soportar el dolor y respeto a las mujeres que deciden no darsela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si! Los avances están para usarlos :) así que tan lícito es la que la pide nada más entrar, como la que espera o la que finalmente no la necesita!! Ni más ni menos mujer! Todas somos mamis al final! y estamos en el mismo bando :D
      Un besote

      Eliminar
  6. Hola, me llamo Blanca y hace un tiempo que te sigo, quizás cuando leí tu perfil y vi que debido a un cambio de domicilio te encontrabas un poco apartada y volcabas todas tus ansias de comunicación en el blog me sentí tan identificada que no pude abandonar tu espacio … Hoy mi blog ha recibido un premio y tengo que premiar a 8 blogs y me ha parecido que tu no podías faltar a esta cita … por tu entrega, ilusión, y por compartir con todos tu tiempo y dedicación eres una de las premiadas, pasa por mi blog y tendrás mas información, mi mas sincera enhorabuena ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa!! pues ahora mismo me paso por allí! :)
      Un besote

      Eliminar
  7. Soy anestesiólogo (anestesista, tal y como se nos conoce) y, si bien alguna información es correcta, mucha de ella es errónea, llevando a la desinformación. Es peligroso publicar artículos así, crean confusión y miedo. En serio, pensaos bien las cosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por su comentario. Como digo en el post, la información es la que nos contó la anestesióloga del hospital en la sesión preparto con algunas puntualizaciones de un colega suyo que también pasó por aquí al encontrarse con el post. Como digo siempre, yo no soy una experta -solo una mamá que se fue encontrando con ciertas dudas y las resolvió como mejor pudo- por lo que cualquier opinión y/o corrección de alguien que si lo es, es bienvenida. Le invito a que, si tiene tiempo y lo desea me envíe por correo electrónico lo que usted crea oportuno para darle difusión y así evitar confusión y miedo en futuras mamás. Muchísimas gracias por su ayuda!! :D

      Eliminar
  8. Hola!! Parí hace una semana y pedí la epidural en cuanto llegué a los 3 cms que fue cuando me dijeron que podrían ponermela. Me la pusieron a las 3 de la maña a, cuando empezó a hacerme efecto la matrona me dijo que me relajase e incluso, que si podía, me durmiese porque, aunque llevaba buen ritmo, iría para largo... a las 4 de la mañana volvió a verme y ya había dilatado completamente. No me lo esperaba ni yo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Enhorabuena por tu maternidad!! Era el primero? Qué rapidez! Yo no dilataba ni a tiros ;)

      Eliminar