Alternativas NO farmacológicas a la analgesia epidural

22.3.13 / 7 comentarios

Hoy os traigo más alternativas a la epidural pero, esta vez, no farmacológicas. Espero que os sean de utilidad a las que estáis próximas al parto! Habrá muchas más, pero os cuento las que están disponibles en mi hospital.

Agua caliente

Bien por inmersión en la bañera de partos (en la que se puede sólo dilatar o también tener allí al bebé) o con agua a presión (con la alcachofa de la dicha) directamente sobre la zona lumbar.
No se recomienda hasta que el parto no está instaurado para que no se frene, pero al parecer alivia mucho el dolor, facilita la dilatación y favorece la elasticidad del periné (cuando estás en la bañera) lo que minimiza los desgarros y las episotomías.


Masaje lumbar

Aquí entra en juego el acompañante de la mamá. El calorcito y la relajación que proporciona el masaje alivian los dolores de las contracciones.


Pelotas de pilates

embarazo y pelotas de pilates

Las pelotas de parto son unas pelotas muy grandes, como las que se utilizan en los gimnasios para Pilates, sobre las que puedes sentarte y moverte. Ayudan antes del parto a movilizar la pelvis y extender los músculos de la espalda. Si bien no existen trabajos científicos que hayan podido demostrar su efectividad para el manejo del dolor, muchas de las mujeres que las han empleado en el parto dicen que les han ayudado en el manejo de las contracciones, les han permitido estar más cómodas y movilizarse mejor y han hecho que tengan menor necesidad de analgesia.


Musicoterapia, aromaterapia e iluminación.

Cada mujer puede llevar su propia música, así como elegir la iluminación que desea para el paritorio. Además, allí tienen ambientadores que incitan a la relajación.


Elección de la postura

Está demostrado que las contracciones pasadas tumbadas boca arriba duelen muuuuuuucho más que si estás en otra posición (de lado, a cuatro patas....). Lo mismo ocurre con el expulsivo, por lo que la matrona te da total libertad de movimiento y de elección de la postura a la vez que te orienta según tu experiencia. Se han dado casos de mujeres a las que han habilitado colchonetas porque  no querían levantarse del suelo!


Estás alternativas no eliminan el dolor, más bien ayudan a controlarlo y a sobrellevarlo. Pero son muy útiles para las mujeres que quieren un parto natural y nada medicalizado. Existe la duda de si los métodos mencionados realmente alivian algo, o tienen un efecto placebo propiciado por el entorno en el que se aplican (relajado, poco intervencionista, con apoyo de la matrona que calma ansiedades y resuelve dudas, intimo...) y la mentalidad de la mujer que los pide.


En cualquier caso, no tienen ninguna contraindicación, puede emplearlas cualquier mujer incluso en su casa, y le permite ser consciente de todo el proceso del parto.

¿Habéis usado alguna de ellas? ¿las usaríais?

También te puede interesar

7 comentarios

  1. Me parece super interesante, sobre todo para mí, que aún no sé cómo deberá ser mi parto con la heparina! Y buscar alternativas a la epidural me viene genial para prepararme. Tienes mucha suerte de que te den todas esas opciones en tu hospital. Yo no tendré la misma suerte ya que lo tendré por la seguridad social, pero bueno...ya veremos la experiencia.

    Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Silvia, dónde vives? Lo digo, porque mi hospital es de la seguridad social!! Es uno de los nuevos de Madrid, pero está en fase 1 IHAN. Hay otros más antiguos que tienen la certificación completa, así que salvo por la bañera, en el resto no creo que haya mucha diferencia!! pregunta a tu matrona o en el propio hospital porque seguramente haya visitas guiadas y te saquen de dudas! ;)
      Un besote

      Eliminar
    2. Hola guapa! Te respondo por aquí además de en mi blog. Tienes mucha suerte de contar con todos esos medios en un hospital de la seguridad social! Yo vivo en el sur de cádiz y seguramente no cuente ni con visitas ni con muchas más opciones que lo "normalito". De todas formas, preguntaré a mi matrona cómo va a ser y todo eso, para ir más preparada sabiendo con lo que cuento allí.

      Gracias por preocuparte corazón! Besitos!

      Eliminar
  2. Muchas gracias por la info!! yo estoy ahora yendo a pilates para embarazadas y tengo pendiente comprarme una pelota de esas para tener en casa. Muy recomendada en el ratito que estás en casa esperando para ir al hospital!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si dicen que van muy bien! yo no se que haré!!
      que no nos queda nada ya!! ains!!
      un besote

      Eliminar
  3. Pues yo parí sin epidural, poque no me convencía, así que no firmé la autorización y no me la pudieron poner. Yo me alegré porque el expulsivo me costó mucho, soy delgada y me daba miedo que tuviesen que usar forceps o ventosa. La pelota me la dejaron en el propio hospital,y me fue muy muy útil un rato largo, luego ya no me servía. Como mi parto fue de riñones, los masajes también me aliviaban bastante. Que doler duele, mucho, pero es un rato... Ánimo!

    ResponderEliminar
  4. Pues yo usaría todo, pero en mi hospital no debe de haber ni pelota, asi que tendré que llevarmela de tapadillo, jijijijiji

    ResponderEliminar